La familia de Maribel Tellaetxe vuelve al Congreso de los Diputados para apoyar la eutanasia

Dos de los hijos de Maribel, el pasado mes de febrero en su visita al Congreso. / JOSÉ RAMÓN. LADRA
Dos de los hijos de Maribel, el pasado mes de febrero en su visita al Congreso. / JOSÉ RAMÓN. LADRA

Los hijos y el viudo de la vecina jarrillera que pidió la muerte asistida entregarán mañana las 374.000 firmas recogidas en change.org

AZAHARA GARCÍAPORTUGALETE.

La lucha continúa. Cuatro meses después de su muerte, la familia de Maribel Tellaetxe, la vecina de Portugalete con alzhéimer que pidió la eutanasia y cuyo caso recibió el impulso político del Ayuntamiento jarrillero, mantienen su pelea por la legalización de la muerte asistida en España. Los hijos y el marido de la mujer, que falleció por las complicaciones de su enfermedad antes de ver cumplido su deseo de morir, regresan mañana al Congreso de los Diputados.

A las 12.30 horas entregarán las 374.000 firmas en favor de una muerte digna que han recogido a través de la página change.org. desde que iniciaron la causa. «A mi amatxu la obligaron pasar por una tortura hasta que falleció, pero todavía quedan muchas familias pasando por lo mismo», señaló ayer a este periódico David Lorente, uno de los tres hijos de Maribel. En febrero ya hicieron una visita al hemiciclo para entregar 185.000 rúbricas.

Los Lorente-Tellaetxe no están solos. Junto a ellos el doctor Marcos Ariel Hourmann, primer médico condenado por practicar la eutanasia en España entregará las más de 600.000 firmas recogidas a favor de Ángel Hernández, el hombre acusado de violencia de género por ayudar a morir a su mujer tras 30 años de enfermedad, que también acudirá al Congreso. «Que el caso de este hombre se encuentre en un juzgado de violencia machista es demencial», opinó Lorente. «Lo único que hizo esta persona durante toda su vida fue amar a su esposa, y lo hizo hasta las últimas consecuencias», añadió.

Hora de actuar

Una tercera familia que trabaja en favor de la eutanasia también viajará hasta Madrid. Se trata de Asun Gómez-Bueno, viuda de Luis de Marco, que peleó por lograr una muerte digna para su marido mientras éste hacía frente a una esclerosis múltiple. Al igual que Maribel Tellaetxe, falleció sin la que las leyes le ahorraran el sufrimiento. Su mujer llevará ante los políticos las 99.000 firmas conseguidas para que nadie más tenga que pasar por ello.

En esta ocasión, en contra de lo que ocurrió en febrero, no habrá reuniones con los políticos. «Esa fase ya esta cumplida, ahora hace falta que se pongan manos a la obra. No hemos llamado a ningún político porque queremos mostrar nuestro malestar con todos ellos», explicó el hijo de Maribel.