Estafan a una anciana en Barakaldo en una falsa revisión del contador de la luz

Una mujer, ajena a la información, revisa un viejo contador de la luz. /E. C.
Una mujer, ajena a la información, revisa un viejo contador de la luz. / E. C.

La Ertzaintza ha alertado de la presencia de dudosos profesionales y pide a los vecinos que extremen las precauciones

EL CORREO

Si se presenta en su casa un inspector de la luz, desconfíe. La Ertzaintza ha lanzado una alerta ante la presencia de falsos profesionales este miércoles por la mañana en Barakaldodespués de que una mujer fuese estafada. La voz de alarma la dio el empleado de una sucursal bancaria a la que acudió la señora, de edad avanzada, a por dinero.

Al parecer, la anciana necesitaba de efectivo para pagar a unos falsos trabajadores que le querían sustituir el contador de la luz. Ya les había dado cierta cantidad de dinero, pero le exigían más por los trabajos. El empleado del banco que la atendió sospechó de lo que le había contado la mujer y alertó a la Ertzaintza.

Los agentes se presentaron en el lugar para localizar a es dirigieron al lugar de los hechos con la intención de localizar a estas personas, pero ya habían huido. Sin embargo, se abrió una investigación para esclarecer los hechos.

Ante lo ocurrido, desde el Departamento de Seguridad quieren hacer varias recomendaciones a los ciudadanos:

- No permitir la realización de determinados servicios a personas desconocidas en una operación laboral demasiado ventajosa.

- Solicitar siempre las credenciales a los profesionales o a los funcionarios que se presenten en su domicilio para realizar una revisión, sobre todo, si no se han requerido sus servicios.

- Ponerse en contacto con la compañía suministradora para confirmar la veracidad de la revisión, siempre desde nuestro aparato telefónico y a un número oficial de la empresa. No lo haga desde el que puedan facilitar estas personas.

- Si tiene dudas sobre la obligatoriedad de las revisiones, póngase en contacto con los servicios de ayuda al consumidor o con la Administración correspondiente.

- Ante cualquier sospecha, trate de obtener la mayor cantidad de datos sobre los rasgos físicos de quien le haya interceptado y llame de inmediato a la Ertzaintza al teléfono gratuito 112.