Escolares de Barakaldo recaudarán fondos para las personas con autismo

La recaudación del rastrillo infantil solidario irá destinada a APNABI, asociación que se afana en mejorar la vida de 1.500 vizcaínos afectados por esta enfermedad

SERGIO LLAMASBarakaldo

Los juguetes de las Navidades pasadas volverán a traer felicidad este año en Barakaldo. El tradicional rastrillo infantil solidario, en el que participan los 20 colegios públicos y concertados del municipio, destinará este año su recaudación a APNABI, la asociación de familias de personas afectadas por el trastorno del espectro autista, que atiende a cerca de 1.500 personas en Bizkaia, 114 de ellos vecinos de la localidad fabril.

Más de medio millar de escolares participarán en la venta de juguetes de segunda mano, que celebrará su edición número 18 el sábado 15 de diciembre en la Herriko Plaza (de 11.00 a 14.00 y de 17.30 a 20.30 horas). A la mañana siguiente el escenario acogerá la habitual feria de ONGs.

El presidente de APNABI, el baracaldés Mikel Pulgarín, avanzó que la recaudación que se obtenga irá destinada a ayudar a las 63 familias de la asociación que se encuentran en riesgo de exclusión social. Más allá de los servicios que ya financian las administraciones públicas, este dinero servirá para ofrecerles programas de respiro familiar. «Es algo fundamental, porque el autismo resulta muy desestructurante a nivel familiar», recordó Pulgarín, padre de un joven con este trastorno.

Él señaló que la asociación, de referencia también a nivel de Europa por sus 40 años de trayectoria y el número de personas a las que atiende, cuenta con 250 profesionales. «Cuando hay alguna salida, no puede haber una persona ocupándose de un grupo de diez. Como mucho cada uno puede atender a uno o dos», explicó.

Sensibilización escolar

Además del rastrillo solidario, la campaña con APNABI incluye charlas de 50 minutos para concienciar sobre la realidad del autismo a los 1.860 escolares de 3º y 4º de la ESO que estudian en Barakaldo. La alcaldesa Amaia del Campo agradeció la implicación de todos los centros escolares y las AMPAs del municipio. «Éste es un proyecto muy especial que representa los valores de Barakaldo», celebró.

El año pasado se recaudaron 18.300 euros para 'La Cuadri del Hospi' gracias al rastrillo infantil solidario. La cifra, que ascendió a 36.773 euros tras sumar la venta de entradas del Gabonaldia, permitió a la asociación contratar una psicooncóloga para atender a las familias que pasan por ese trance. En total, en las 17 ediciones anteriores, la venta de juguetes usados ha permitido destinar más de 307.000 euros a causas solidarias.

 

Fotos

Vídeos