Dolor en el Puerto de Bilbao por el fallecimiento de un estibador

La concentración ha tenido lugar junto a la sede de BilboEstiba, en la que trabajaba la víctima./Borja Agudo
La concentración ha tenido lugar junto a la sede de BilboEstiba, en la que trabajaba la víctima. / Borja Agudo

Más de un centenar de trabajadores se ha concentrado esta mañana en señal de duelo y repulsa por la muerte de Enrique A., vecino de Portugalete y de 43 años que ayer se precipitó desde una grúa de 8 metros de altura

A. GARCÍA / S. OSORIO

El dolor ha sido patente esta mañana en el Puerto de Bilbao. Más de un centenar de trabajadores se ha concentrado junto a la sede de BilboEstiba en señal de duelo y repulsa por el fallecimiento de Enrique A., vecino de Portugalete de 43 años que ayer por la mañana se precipitó al vacío desde una grúa de 8 metros de altura cuando descargaba carbón en el muelle Nemar.

Kike, como así le llamaban sus allegados, llevaba dos décadas como estibador y ayer se encontraba realizando labores para SLP (Servicios Logísticos Portuarios). Por causas que se investigan, cayó de la máquina en un golpe letal que acabó con su vida. Sus compañeros están consternados y han parado hoy su actividad para solidarizarse con la familia y reclamar mejores medidas de seguridad en el recinto portuario.

Un portavoz del comité de empresa de BilboEstiba ha leído un comunicado en el que han exigido a las administraciones «que hagan cumplir las leyes de protección laboral». Según han señalado, las sanciones son económicas y no resultan suficientes. Los trabajadores han recordado que en los últimos tres años y medio han fallecido en accidente laboral cuatro personas. «Son datos alarmantes. Hoy estamos aquí por Kike, pero también para recordar a Luis Alberto, a Antón y a Roberto». Tras la concentración, los asistentes han recorrido las instalaciones del Puerto hasta llegar al lugar del fatal accidente. En la villa jarrillera, de donde era originario Kike, las banderas ondean a media asta.