La Diputación repara el túnel de Ansio tras los desprendimientos del pasado verano

El túnel acoge un bidegorri y un rocódromo con suelo acolchado. / S. LL.
El túnel acoge un bidegorri y un rocódromo con suelo acolchado. / S. LL.

Los trabajos, ya iniciados, se prolongarán durante mes y medio sin que sea necesario cortar el paso que une los barrios de Lutxana y Cruces con el centro de Barakaldo

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

La Diputación invertirá 88.505 euros en el saneamiento y reparación del hormigón que recubre el túnel de Ansio, entre el barrio de Lutxana y la explanada del BEC. La pasada semana los operarios acordonaron ya el entorno en el que se trabajará durante un plazo estimado de mes y medio. La actuación se ejecutará en dos fases y no obligará en ningún momento a cortar completamente el paso, muy utilizado al conectar peatonalmente el entorno de Cruces con el centro de Barakaldo.

En agosto del pasado año el túnel bajo la autovía sufrió el desprendimiento de algunos trozos del recubrimiento de hormigón, tanto de las paredes como del techo. La caída de los cascotes, que permanecieron durante días, obligaron a la Policía Local a acordonar algunos puntos del túnel, aunque tampoco entonces se prohibió el paso.

El Ayuntamiento fabril trasladó en aquel momento el incidente a la Diputación -como responsable de la estructura-, que inspeccionó la zona y retiró el hormigón en algunas áreas donde todavía había riesgos de nuevos desprendimientos, para garantizar la seguridad de los peatones.

Durante la revisión del túnel los responsables forales detectaron que las armaduras presentaban signos de corrosión en algunos puntos, y que éstas habían quedado a la vista como consecuencia de la caída de trozos de pared superficial. Ya en aquel momento atribuyeron la corrosión al escaso cubrimiento del que se dotó al subterráneo en el momento de la obra, bajo la Nacional 637. Además, los técnicos forales extrajeron varias muestras para poder examinarlas y conocer las características del hormigón. Los testigos tomados permitieron tener más datos para elaborar el proyecto, a cargo de Teknés Innovación, con las labores de mantenimiento que se han programado ahora.

Tratamiento de protección

En la Diputación señalaron que los trabajos comenzarán con la retirada por parte de los operarios municipales del alumbrado y las cámaras del circuito cerrado de televisión instaladas hace dos años en este paso, después de que los vecinos de Lutxana alertaran sobre la sensación de inseguridad que generaba el entorno. En julio de 2016 alertaron de una vecina que había sido golpeada y atracada en este punto. Un año después el Consistorio recibió el permiso del Gobierno vasco para instalar cuatro aparatos de vigilancia en esta zona, que permanecen conectados las 24 horas del día con la comisaría de la Policía Local.

Una vez retirados los elementos adheridos al túnel, la Diputación podrá acometer ya las labores de saneamiento y de reparación del hormigón en los puntos en los que se encuentra dañado. Asimismo, los operarios aplicarán dos tratamientos de protección sobre la superficie para prevenir nuevos daños.