Detenido un kamikaze que circuló 20 kilómetros en sentido contrario por la Supersur y la A-8

Detenido un kamikaze que circuló 20 kilómetros en sentido contrario por la Supersur y la A-8
LUIS ÁNGEL GÓMEZ

La Ertzaintza logró capturar a la altura de Muskiz al sospechoso, que dio positivo en la prueba de alcoholemia y también en la de drogas

MARIELLA CÁRDENAS

Un hombre de 52 años fue sorprendido ayer por una patrulla de la Ertzaintza después de haber circulado durante más de veinte kilómetros como un kamikaze a bordo de su coche, en sentido contrario de la marcha por las autopistas A-8 y Supersur. El sospechoso, que fue arrestado acusado de haber cometido un delito contra la seguridad vial, dio positivo en el test de alcoholemia y, según informó ayer el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco, también circulaba bajo los efectos de otras drogas.

La presencia de un kamikaze en estas dos vías es un suceso inédito, aunque la A-8 ha registrado varios siniestros, algunos de ellos mortales, a su paso por Cantabria debido a conductores que viajaban en sentido contrario. En medios asistenciales causaba estupor ayer que un automovilista hubiera podido recorrer esa distancia por una autovía que cruza el área metropolitana de Bilbao. Y más todavía, que no se registrase un accidente, dado el intenso tráfico que registra la A-8 y la propia naturaleza de la Supersur, cuyo trazado discurre casi por completo por el interior de túneles.

Las primeras noticias sobre la presencia de un conductor que viajaba por las autopistas de Bizkaia por el carril en dirección contraria se registraron sobre la una de la madrugada. A esa hora, un automovilista alertó al servicio telefónico 112 de SOS-Deiak de su presencia en la AP-8, a la altura de la salida hacia Balmaseda. Con posterioridad, varios conductores más alertaron de su presencia. Al parecer, se dirigía hacia Cantabria por la Supersur, pero utilizando la plataforma en sentido San Sebastián. El conductor circulaba a gran velocidad y con las luces largas puestas. Los siguientes avisos hablaban de que el sujeto viajaba por la A-8. Varios de ellos se habían visto obligados a esquivarlo para evitar una colisión.

En la muga con Cantabria

Una patrulla localizó al sujeto a la altura de Muskiz y se puso a su altura por el carril correcto. Como si se tratase de una película, los agentes le solicitaron por megafonía que se detuviera mientras circulaban en paralelo, pero el individuo hizo caso omiso. Inclusó apagó las luces del vehículo y aumentó la velocidad, lo que incrementó el riesgo para los vehículos que venían de frente.

Precisamente, la carrera del kamikaze terminó cuando éste detuvo bruscamente el coche al aparecer varios turismos en dirección a Bilbao -a esa hora el tráfico todavía era apreciable- y percatarse de que posiblemente iba a colisionar con alguno de ellos. Quedó parado a pocos metros de El Haya, en el límite de Bizkaia con Cantabria. Su conducción resultó tan temeraria que la Ertzaintza no descartó que se hubiera producido un accidente.

Varios vehículos tuvieron que esquivar al individuo durante su alocada carrera para evitar una colisión

Apoyados por una segunda dotación policial, los ertzainas que le seguían aprovecharon para salir de su vehículo, cruzar la mediana hasta el lugar donde había quedado detenido el kamikaze e inmovilizarlo, para a continuación sacar su coche de la autopista. El conductor fue detenido y acusado de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria. Posteriormente, las pruebas de alcohol y drogas dieron un resultado positivo.

La última ocasión en que la A-8 registró la presencia de un kamikaze fue a mediados de junio, cuando un conductor decidió dar media vuelta en plena autopista a la altura de Laredo para evitar un control de alcoholemia que la Guardia Civil había instalado de madrugada con motivo de una macrofiesta en una discoteca cercana a Castro Urdiales. En este caso no hubo que lamentar víctimas, ya que el coche abandonó la vía por una salida próxima. Justo unas semanas después, el 30 de julio, un tribunal de Cantabria condenó a diez años de prisión a un joven que causó la muerte de otro muchacho en una colisión cuando circulaba en sentido contrario por la A-67. Los hechos ocurrieron en agosto de 2018 y el acusado regresaba a su casa tras haber estado en la Aste Nagusia de Bilbao.

Ingresa en un hospital psiquiátrico el conductor de Castellón

Un juez ha decidido que ingrese en prisión el conductor de 38 años que recorrió el pasado domingo 120 kilómetros por la AP-7 en dirección contraria, entre las Alquerías (Valencia) y Amposta (Tarragona). El sospechoso fue interceptado por los Mossos d'Esquadra en un peaje tarraconense, después de que la Guardia Civil le hubiese dado el alto en la carretera a la altura del municipio valenciano de Alquerías. El hombre, sin embargo, hizo caso omiso a la orden y continuó circulando. Los agentes comenzaron a perseguir al hombre en paralelo, por el carril de la autopista en sentido a Barcelona, pero no obtuvieron respuesta alguna por parte del sujeto. Ante esta situación, los servicios de Seguridad decidieron cortarle el paso ya en territorio catalán, a la altura de un peaje de Tarragona que el conductor kamikaze debía atravesar para proseguir su huida. Fue acusado de un delito contra la Seguridad Vial y por conducción temeraria con desprecio por la vida propia y de los demás.