Denuncian la carga de trabajo en Cruces

BARAKALDO

Un centenar de trabajadores del Hospital de Cruces se concentró ayer para volver a denunciar la excesiva carga de trabajo que soporta el personal. Los manifestantes, que pidieron la dimisión del consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón, advirtieron que tras la apertura del hospital de Urduliz está prevista la pérdida de 200 puestos de trabajo en el centro baracaldés.