Denuncian ante la Ertzaintza nuevos olores originados por la parada de Petronor

La parada durará hasta el mes de marzo. /Borja Agudo
La parada durará hasta el mes de marzo. / Borja Agudo

Esta noche se han sucedido otra vez las quejas de los ciudadanos de varios municipios del entorno de la refinería por el «fuerte olor a gasolina». El Gobierno vasco ha confirmado que no se han superado los umbrales de emisiones permitidos

SERGIO LLAMASMuskiz

Esta noche se han vuelto a suceder las quejas de los vecinos de varios municipios del entorno de Petronor por el «fuerte olor a gasolina». La intensificación de hedores procedentes de la refinería, inmersa en un proceso de parada técnica desde el pasado mes, llevó anoche a los responsables de la agrupación Meatzaldea Bizirik a presentar una denuncia ante la comisaría de la Ertzaintza de Muskiz. La planta, que ya apuntó el martes que las molestias tenían su origen en las labores de vaporización que se están llevando a cabo para limpiar los equipos de la planta 1, ha pedido disculpas. La empresa ha señalado esta mañana que a la una de la madrugada se procedió al encendido de la antorcha, para atajar las emisiones, y han advertido que las molestias «se ciñen al mal olor».

En el área de Medio Ambiente del Gobierno vasco han confirmado que se vienen produciendo varias alarmas ciudadanas relacionadas con el olor desde que se inició la parada en enero. «Por lo que nos dicen los técnicos, en las mediciones del control de aire no se han traspasado los umbrales de emisiones permitidos dentro de la Autorización Ambiental Integrada», han añadido. Además han apuntado que se planea reunir a la mesa de seguimiento institucional para dar cuenta de estas incidencias.

«Dolores de garganta y náuseas»

Desde Meatzaldea Bizirik han destacado que las molestias no se ha limitado al entorno de Abanto, como ya ocurrió en la noche del lunes al martes. «Hay gente que nos ha contactado por las Redes Sociales advirtiendo del olor en Trapagaran, Ortuella, Santurtzi… incluso una persona nos ha escrito desde Erandio», han destacado en la agrupación, donde han advertido que el problema «son más que olores». «Hay gente avisando de dolores de garganta, náuseas y vómitos», han asegurado.

El colectivo ecologista ha señalado que al problema de olores se le añade el de los ruidos que generan las labores de mantenimiento que se realizan durante la parada, y que está previsto que continúen hasta marzo. Meatzaldea Bizirik también ha apuntado a la posibilidad de que se estén empleando elementos como amoniaco para la limpieza mediante vaporización de los restos de hidrocarburos. Según han afirmado, las vaporizaciones amoniacales podrían no aparecer registradas en las cabinas de control de la calidad del aire ubicadas en las proximidades de las instalaciones. «Es como si eres diabético y no te miden el azúcar», han subrayado.

 

Fotos

Vídeos