CULTURISMO

Alex Guzmán: «El culturismo es una vida sana, lo mismo que si vas a andar en bicicleta»

Guzmán trabaja a relevos en Petronor. / EL CORREO
Guzmán trabaja a relevos en Petronor. / EL CORREO

Recién proclamado Campeón de España, el competidor de Ortuella anuncia un parón tras un año plagado de éxitos sobre la tarima

SILVIA OSORIO ORTUELLA.

Álex Guzmán está en racha. El culturista de Ortuella ha firmado un estreno triunfal en su primer año de competición. Tras quince años entrenando para esculpir su cuerpo a modo de «hobby», este trabajador de Petronor fue medalla de plata en su primer Europeo y recientemente se ha proclamado Campeón de España en su talla.

- Menudo año. Está con el pie en el acelerador.

- La verdad que este año se ha dado bastante bien. Me hubiera gustado ganar la Diamond Cup, pero no salió mi talla y salí con una más alta. Aunque he conseguido varios logros importantes y no es para quejarse.

- ¿Qué más objetivos se plantea?

- Me gustaría volver a estar en la selección para participar en otro Europeo o en algún Mundial.

- Lleva un ritmo vertiginoso en el último año, ¿ha pensado en parar?

- Toca tomarse un respiro, sí. Después del verano, empieza una nueva temporada, pero no voy a salir. Voy a descansar. El año que viene sí que me lo planteo, pero tengo que hablar con mi preparador, Rubén, que es quien me guía y me orienta. Y también con mi pareja.

- Es mucha dedicación.

- Son muchas horas fuera de casa, muchas horas de entrenamiento... Implica mucho y hay que valorar muchas cosas. Familia, el trabajo... Son 24 horas pendiente del deporte y compaginarlo todo es complicado.

- ¿Le costó esculpir su cuerpo?

- Para llegar a un nivel de competición con garantías estuve cuatro meses.

- ¿Cuántas horas al día mete en el gimnasio?

- Cerca de dos horas al día. En el gimnasio suelo estar una hora, pero también hago otra de cardio. Trabajo a relevos. Algún día que entro a las seis de la mañana, me pongo a las 4 a hacer cardio en casa.

Quince años entrenando

- ¿Qué le llevó a probar sobre la tarima después de quince años entrenando pero no compitiendo?

- Siempre me ha gustado. Y luego, tenía amigos que se dedicaban a ello y me animé. La verdad es que no pensaba que se me iba a dar tan bien. Salí por probar, con el objetivo de no desentonar. ¡Ya ves! Ha ido todo sobre la marcha. Iba a participar únicamente en el vasco-navarro y al final...

- ¿Es cierto que el culturismo atrapa?

- A mí me gusta entrenar y lo voy a seguir haciendo por hobby, aunque no compita. Ahora está muy de moda y algunos quieren subirse muy rápido a la tarima. A mí me parece que es una vida sana, lo mismo que si vas a andar en bici.

- Tiene buenos espejos en los que mirarse, como su entrenador, Rubén Fernández, y su pareja, Eva Berenguer, dos renombrados culturistas. ¿Qué ha aprendido de ellos?

- Me han apoyado incondicionalmente. Sin ellos, yo no habría hecho nada. Rubén me ha educado en este mundo de la competición. Eva es profesional, no es cualquiera, y también me ha ayudado mucho. Me arropan mucho y eso me hace presentarme con muchas garantías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos