El contrato de limpieza viaria y recogida de basuras regresará mañana al pleno de Barakaldo

La problemática se remonta al año 2015/Pedro Urresti
La problemática se remonta al año 2015 / Pedro Urresti

El Ayuntamiento debatirá el recurso contra el fallo del OARC, que obligó a dar marcha atrás en la adjudicación en favor de la segunda mejor oferta

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

La tortuosa adjudicación del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras en el Ayuntamiento de Barakaldo todavía no ha escrito su último capítulo. Mañana el pleno municipal debatirá en una sesión extraordinaria si presenta un recurso contra la resolución del Órgano Administrativo de Recursos Contractuales, el OARC, que con su resolución anuló la adjudicación aprobada en marzo y obligó al Consistorio a dar la segunda mejor oferta como vencedora del concurso público.

Ésta será la enésima ocasión de la legislatura en la que el servicio de basuras pasa por el pleno, desde que finalizara la adjudicación anterior en 2015 y la oposición se negara a aprobar una nueva prórroga. Se trata del contrato más cuantioso del Ayuntamiento, con un precio de licitación de 9,5 millones de euros anuales y una duración de cuatro años, prorrogables por dos más.

Prórrogas.
El anterior contrato de basuras finalizó su segunda prórroga, después de 10 años, el 31 de diciembre de 2015.
Coste.
Se trata del servicio más costoso del Ayuntamiento de Barakaldo, con más de 160 trabajadores y un precio máximo de licitación de 9,5 millones de euros.
Recurso.
El OARC rechazó todas las alegaciones presentadas por la empresa, salvo la relativa al turno de recogida del domingo por la noche, que fue movido.

Los primeros escollos en la adjudicación del servicio aparecieron ya durante la redacción de los pliegos del contrato. Inicialmente, se aprobaron a mediados de 2016, pero fueron impugnados por la Asociación de Empresas de Limpieza Pública, lo que obligó a reiniciar el concurso público en febrero de 2017.

Tras un año de tramitación, en marzo de este año el pleno aprobó finalmente la adjudicación del servicio, dando como ganadora a una UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Enviser, Campezo, Serkom y Grupo Moyua. Sin embargo, dos meses después el OARC aceptó el recurso presentado por una de las empresas que participó en el concurso público y dio como vencedora a la firma que alcanzó la segunda mejor puntuación. El motivo, que la oferta ganadora había trasladado al horario de tarde unos turnos de recogida de residuos previstos para la noche del domingo. Lo hacía de esta manera para poder aplicar el convenio colectivo del personal, que no contempla ese turno.

El Ayuntamiento de Barakaldo llevó la resolución del OARC al pleno ordinario de julio, al ser este el órgano de contratación municipal. Sin embargo, la mayoría de los concejales rechazaron acatar la resolución del OARC que, pese a ser de obligado cumplimiento, sólo contó con el voto favorable del equipo de gobierno. Así las cosas, el Consistorio volvió a llevar el asunto a un pleno extraordinario el 13 de agosto, donde con la abstención de la oposición -el PSE llegó a abandonar la sesión-, dio cumplimiento a lo ordenado por el OARC y adjudicó el servicio a la empresa Valoriza Servicios Medioambientales.

Informe jurídico

La decisión de llevar al pleno la posible interposición de un recurso contra la sentencia del OARC, por la vía del contencioso administrativo, surge tras obtener ahora el informe jurídico encargado por el equipo de gobierno para conocer la «prosperabilidad» de esta medida, donde se advierte que la resolución dictada por el OARC resulta «lesiva para los intereses municipales».

La sesión extraordinario de mañana también dará cuenta de la renuncia de la concejal del PSE, Amaya Rojas. La exedil fue concejal responsable del área de Acción Social en las pasadas legislaturas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos