La construcción de 51 pisos de lujo en los grandes almacenes de Barakaldo arrancará en enero

La promotora deberá conservar la fachada del antiguo edificio. /E. C.
La promotora deberá conservar la fachada del antiguo edificio. / E. C.

La mayoría de las viviendas de Bide Onera, que estarán listas para el verano de 2021, tendrán tres habitaciones y unos 80 metros cuadrados

SERGIO LLAMAS

La promoción de viviendas en las instalaciones de la histórica cooperativa Bide Onera, en Barakaldo, comenzarán en enero y finalizarán dos años y medio después, para verano de 2021. Esa es la previsión con la que trabaja el Grupo Eibar, a cargo del proyecto, que ha iniciado un estudio pata conocer la demanda del mercado. Será un paso previo a la comercialización de los pisos, que arrancará en octubre. «Hay una expectativa gigante. Hacía mucho tiempo que no había una obra nueva de este tipo en Barakaldo», aseguró uno de los comerciales, Luis Manuel Royuela.

En junio, el Ayuntamiento dio luz verde al proyecto para transformar los grandes almacenes en una promoción de viviendas, con la obligación de conservar la fachada del edificio antiguo. Y devolvió la tranquilidad a la cooperativa, que había desarrollado un plan de viabilidad que exigía la venta del bloque para lograr un doble objetivo: conservar los 60 puestos de trabajo que mantiene en la actualidad y el supermercado que gestiona en la planta baja.

La promoción se compondrá de 51 viviendas, la mayoría de tres habitaciones y unos 80 metros cuadrados, aunque también habrá de cuatro y de dos. Con otros tantos trasteros y más de 60 plazas de garaje destinados a los futuros inquilinos. El nuevo inmueble, que incorporará desde la quinta planta terrazas de entre 18 y 80 metros cuadrados, sumará siete alturas en la fachada orientada hacia la Avenida de la Libertad y seis en las que dan hacia la plaza Bide Onera y los juzgados.

Salvar el supermercado

Los promotores ya han abierto una oficina de información sobre la obra en el número 11 de la Herriko Plaza, aunque hasta que no se inicie la venta de las viviendas no se conocerán los precios definitivos.

Hace justo un año, la cooperativa Bide Onera cerró la mayoría de las plantas de su antiguo edificio comercial –todas salvo las dedicadas al supermercado y a atención al clientes– tras efectuar un ERE que redujo la plantilla en 26 puestos. El objetivo era salvar el supermercado de la planta baja en un nuevo edificio destinado a viviendas, que ocupará 840 metros cuadrados y tendrá una entrada peatonal desde la avenida de la Libertad. Las instalaciones de Bide Onera parten de un primer edificio diseñado por Ismael Gorostiza y levantado en 1927 que fue ampliado en 1991.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos