Concluyen las obras de eliminación del colector del muelle viejo de Portugalete

Concluyen las obras de eliminación del colector del muelle viejo de Portugalete

El proyecto ha supuesto una inversión de 720.000 euros, financiados a medias por el Ayuntamiento y el Consorcio de Aguas

HELENA RODRÍGUEZ PORTUGALETE.

Tras algo más de ocho meses, las obras para la eliminación del colector de saneamiento que discurría junto a las escaleras del muelle viejo de Portugalete acaban de concluir. La intervención ha supuesto una inversión de casi 720.000 euros, financiados a partes iguales por el Ayuntamiento jarrillero y el Consorcio de Aguas. El convenio entre ambas instituciones ha permitido soterrar la infraestructura y llevarla hasta el interceptor del puerto.

En febrero de 2008, una fuerte tromba de agua provocó el hundimiento del colector y la posterior obstrucción de la tubería. Como consecuencia, se produjo la salida de aguas residuales que se filtraron a través del muro de la cercana estación de Renfe. El vertido afectó al andén y a la zona de vías. El socavón, de ocho metros, obligó a realizar un desvío de emergencia con un tubo de PVC que discurría sobre el túnel ferroviario y descendía por las escaleras de acceso a Sotera de la Mier.

«Aquella solución era temporal y desde el Consistorio trabajamos para ver si era posible eliminar el colector. Además de por el impacto visual y las molestias a los vecinos, porque cuando se producían fuertes lluvias, debido a la pendiente, se producían desbordamientos», recuerda el alcalde, Mikel Torres. A finales de 2015, comenzaron las conversaciones con el Consorcio para sustituir la instalación, que recoge la cuenca de Repélega y la de Atalaya.

Ascensor panorámico

Las obras han incluido la urbanización del entorno, donde se han vuelto a habilitar varias plazas de estacionamiento y se ha puesto un aparcabicicletas. Además, se han colocado 24 farolas, nuevas papeleras y nuevas barandillas de acero inoxidable.

Se ha provechado para dejar «todo preparado para la instalación del parque infantil cubierto que vamos a colocar donde estaba el antiguo», detalla el primer edil. La obras del nuevo espacio están ahora mismo en proceso de licitación y está previsto que se inicien en otoño. La nueva cubierta tendrá una superficie de 225 metros cuadrados, simulará una ola de mar e irá equipada con iluminación led. Los juegos infantiles de su interior serán completamente nuevos e incluirán dos torres, con otros tantos toboganes a distintas alturas, así como distintas plataformas conectadas por puentes de túneles y elementos de trepado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos