Los coches clásicos 'conquistan' el BEC