La cima del monte Serantes recupera su esplendor

Se trata de la fortificación más antigua del Serantes. / D. MARTÍNEZ
Se trata de la fortificación más antigua del Serantes. / D. MARTÍNEZ

La reconstrucción del torreón finalizará para la Romería a Cornites, pero las paredes exteriores ya lucen su imagen originaria

DIANA MARTÍNEZ SANTURTZI.

La cima del Serantes recupera su esplendor. El Ayuntamiento de Santurtzi ha llevado a cabo desde octubre diversas mejoras en el torreón, la fortificación más antigua que atesora el pulmón verde de la Margen Izquierda, con un presupuesto de 250.000 euros. El objetivo de estas actuaciones es «recuperar y preservar nuestro patrimonio histórico», indicó ayer la alcaldesa marinera, Aintzane Urkijo.

A día de hoy se han terminado todas las paredes y la parte exterior del torreón ya está reconstruida. «Una de ellas estaba derrumbada y ahora ha sido totalmente recuperada», agregó la regidora local. Esta actuación, que fue proyectada con carácter urgente por el mal estado de la fortificación y el riesgo de perderla para siempre, incorpora como novedad unas escaleras para poder acceder al interior y llegar hasta el futuro mirador.

Estas labores se llevarán a cabo dentro de dos semanas, según adelantó Urkijo. «En una semana y media comenzarán a traer el material para hacer la escalinata y en quince días empezarán a colocar las escaleras» para que se pueda visitar la edificación. Asimismo, «le pondremos iluminación para que se pueda ver por la noche», apuntó la primera edil. Hasta hace cuatro meses el torreón se encontraba en estado de ruina, habiendo perdido la techumbre, varias de las paredes habían comenzado a desmoronarse y abundaban los escombros acumulados al pie de la estructura.

El viento, enemigo

Además, faltaban muchas piezas de sillería que habían sido sustraídas. A pesar de ello, esta edificación conservaba cerca del 80% de sus muros, razón por la que era el «momento decisivo» para restituir sus partes perdidas y pudiera ser recuperado en su integridad».

Las inclemencias meteorológicas paralizaron los trabajos durante unos días, pero la obra estará terminada para el día de la Romería de Cornites, el lunes de Pascua. «Los trabajadores no podían seguir con las obras en los andamios por las fuertes rachas de viento», explicó Urkijo.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha destinado una partida adicional de 20.000 euros a diversas mejoras de cara a la conservación de la fauna y flora autóctonas, la educación ambiental y su uso y disfrute. Entre las actuaciones, se encuentran mantener en óptimas condiciones los hábitats creados, pintar y mejorar el observatorio de aves, reparar vallados de las charcas, colocar paneles informativos en la subida al monte por Mamariga y acondicionar las parcelas de los huertos.

También se llevarán a cabo una serie de mejoras en el fuerte, zona que «desbrozaremos y limpiaremos para que los niños recuperen ese espacio y puedan jugar tal y como hicimos nosotros».