El Cercanías entre Bilbao y Santurtzi sufrirá retrasos por las obras del túnel de Urbinaga

En el incidente, que tuvo lugar en un día lluvioso, no hubo que lamentar heridos. / F. GÓMEZ
En el incidente, que tuvo lugar en un día lluvioso, no hubo que lamentar heridos. / F. GÓMEZ

Desde este lunes y hasta el 12 de agosto, se cerrará una de las dos vías para reconstruir el talud dañado tras un derrumbe de tierras en 2018

AZAHARA GARCÍASESTAO.

En febrero de 2018, los pasajeros del Cercanías de Renfe que cubre el trayecto entre Bilbao y Santurtzi se llevaron un buen susto. A consecuencia de las intensas lluvias, un deslizamiento de tierras en el túnel de Urbinaga, en Sestao, provocó que el convoy descarrilara pasadas las cinco y media de la tarde. El tren se estrelló contra el derrumbe de una de las laderas y se salió de la vía hacia el lado derecho. Por fortuna, no hubo que lamentar heridos.

En aquel momento, se procedió a reforzar el talud dañado de manera urgente para poder reabrir el tráfico ferroviario. A partir de este lunes, Adif completará la reparación de la galería con la reconstrucción de la entrada de la misma y el reforzamiento del talud, unas obras que costarán, según informó la compañía ferroviaria, un total de 238.000 euros y que afectarán al tráfico habitual de trenes en la línea que une Bilbao con el municipio marinero.

Hasta el 12 de agosto, una de las dos vías del túnel permanecerá cerrada, obligando a todas las unidades a transitar por un único rail. Desde Adif informaron de que la medida tan solo afectará a los viajeros que hagan efectivo su billete los días de labor y en horas punta. Tendrán que esperar, «entre 5 y 10 minutos», según fuentes de la entidad pública, a que su vagón salga de la estación de Barakaldo, donde los trenes cuentan con un espacio para detenerse y permitir el paso de los convoyes que llegan en dirección contraria. Un portavoz de Adif apuntó que este tipo de actuaciones se llevan a cabo constantemente en los diferentes puntos de la vía ferroviaria cada vez que hay una avería u obras de mantenimiento y adecuación, por lo que la seguridad «se encuentra totalmente garantizada».

Límite de velocidad

En las horas de menos afluencia de tráfico, los horarios se mantendrán estables y tampoco sufrirá ninguna alteración las unidades que circulen entre Bilbao y Muskiz. La obra consiste en prolongar 6,5 metros la aleta y la mampostería de la entrada -o emboquille- del túnel de Urbinaga con el fin de evitar que posibles deslizamientos del talud puedan afectar, de nuevo, al paso de trenes por la zona. Trabajos que, una vez terminados, permitirán a la empresa administradora de infraestructuras ferroviarias levantar la reducción de velocidad vigente en este momento.

Para llevar a cabo estas labores, será necesario también retirar las traviesas de la vía que se deshabilitará para que los vehículos pesados que transportan el material puedan acceder a la zona de obra sin dificultad. En cuanto al plazo de ejecución, se prevé que para el 12 agosto las intervenciones más grandes se encuentren terminadas. En cualquier caso, según fuentes de Adif, en el caso de que quedara algún fleco, se trataría de llevara cabo en horario nocturno para no interrumpir el tráfico de trenes más tiempo del estrictamente necesario.