Barakaldo recupera el frontón de Burtzeña ocho años después de su derribo para hacer viviendas

Los responsables municipales acudieron esta mañana al barrio. /S. LLAMAS
Los responsables municipales acudieron esta mañana al barrio. / S. LLAMAS

Las obras, con un coste superior a los 350.000 euros y que incluían otros 2.000 metros cuadrados de plaza, han corrido por cuenta de la promotora

S. LLAMAS BARAKALDO

Ocho años después de que la construcción de viviendas en el entorno de la iglesia de Burtzeña trajera el derribo del antiguo frontón, el barrio baracaldés vuelve a tener un lugar donde jugar a la pelota y realizar otras actividades a cubierto. La alcaldesa, Amaia del Campo, visitó ayer la cancha y el entorno en el que la promotora del proyecto acaba de terminar las obras de urbanización de los 2.000 metros cuadrados de plaza que permanecían sin completar desde que el estallido de la burbuja inmobiliaria detuvo el desarrollo urbanístico.

«Burtzeña ha recuperado al fin su frontón. Se salda una deuda que el municipio tenía con este barrio», reivindicó la alcaldesa. Del Campo destacó que el frontón cubierto tiene un total de 410 metros cuadrados. Cuenta con una cancha de 10 por 30 metros y una contracancha de 3 metros. Al encontrarse al mismo nivel que el resto de la plaza, el recinto es accesible para personas con movilidad reducida o carritos de bebé.

Además, las obras no le han supuesto un gasto al Consistorio, ya que la promotora original de los trabajos ha completado la actuación con un coste de más de 350.000 euros.

La apertura de las instalaciones llega justo a tiempo para las fiestas del barrio. Aunque los más de 50 actos previstos se desarrollarán a partir del viernes, ayer por la tarde ya se jugó el primer torneo de frontenis de Burtzeña. «Echábamos de menos un frontón en el barrio. El año pasado no teníamos un sitio a cubierto y nos llovió tanto que no hubo gente», explicó el responsable de la comisión de festejos, David Mendoza.

Concentración motera

Ahora, las fiestas de Burtzeña aprovecharán bien las nuevas instalaciones y el entorno de la plaza junto a la iglesia, donde se desarrollarán desde talleres infantiles a exhibiciones de patinaje artístico o una feria de artesanos el domingo por la mañana a partir de las 11.00 horas. Ese mismo día, también habrá allí una concentración de motos desde las 11.30. La alcaldesa confió en que la plaza, usada principalmente hasta la fecha como aparcamiento improvisado, se convierta en un lugar de encuentro para los vecinos del barrio.

Del Campo remarcó que este «no es el único ejemplo del trabajo que se está haciendo en el barrio» y recordó la sustitución de los túneles del barrio por un paso en superficie o que gracias a un acuerdo con el Ayuntamiento de Bilbao los vecinos de Burtzeña pueden usar el polideportivo de Zorroza con las mismas ventajas que los de Bilbao. También habló del desarrollo que acarreará el proyecto urbanístico de El Calero, con nuevas zonas verdes o el cubrimiento parcial de las vías del tren.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos