El bidegorri entre Santurtzi y Zierbena echará a andar en el último trimestre del año

Los carriles existentes se desplazarán hacia la ladera del Serantes y la acera conservará su anchura./Diana Martínez
Los carriles existentes se desplazarán hacia la ladera del Serantes y la acera conservará su anchura. / Diana Martínez

Las obras, que cuentan con un presupuesto de 1,2 millones de euros, comenzarán el próximo mes de marzo

DIANA MARTÍNEZSanturtzi

Santurtzi verá este año un objetivo cumplido. La alcaldesa marinera, Aintzane Urkijo, y el diputado foral de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, han anunciado esta mañana que el primer bidegorri de la localidad será una realidad «en el último trimestre de 2019». Se trata del esperado carril-bici de la carretera N-639 que enlaza Santurtzi y el puerto de Zierbena, una vía muy transitada por la que pasan a diario 10.600 vehículos, un 2,6% de ellos camiones. Las obras comenzarán el próximo mes de marzo y se prolongarán durante seis meses.

El proyecto se encuentra actualmente en fase de licitación, con un presupuesto base de alrededor de 1,2 millones de euros, y se espera su adjudicación en las próximas semanas. «Es una muy buena noticia para el pueblo porque ha sido una demanda histórica de los vecinos», ha expresado la regidora local.

La obra a acometer actuará fundamentalmente en 2,6 kilómetros de longitud, que es aproximadamente la distancia que hay entre el parque de la Sardinera de Santurtzi y el puerto del municipio vecino. El proyecto contempla un carril bici bidireccional que estará protegido por un vallado de madera para una mayor seguridad, y tendrá la anchura recomendable de 2,5 metros.

La plataforma de la carretera actual permite sacar un bidegorri sin necesidad de hacer más estrecha la acera; ésta se conservará tal y como está. Pradales ha adelantado que los trabajos tendrán que apropiarse de zonas del monte en algunos puntos. «Lo que vamos a hacer es conservar la acera, incorporar un bidegorri y desplazar un poco la carretera hacia la parte que está pegada al Serantes para que entren los tres elementos», ha explicado.

Tres pasos de cebra

Así, el tramo de la carretera se readecuará para una mejor convivencia entre vehículos, ciclistas y peatones. Esta esperada actuación incluirá, además de la incorporación del bidegorri, medidas de calmado de tráfico para garantizar la seguridad de los usuarios. El límite de velocidad se mantendrá a 50 kilómetros por hora, pero se procederá al ajuste de los anchos del trazado, ya que se implantará la norma foral que determina que cada carril debe ser de 3,5 metros. Asimismo, se repintará toda la carretera y se incorporarán tres pasos peatonales, que estarán ubicados en las paradas de autobús.

Durante los trabajos no se cortará el tráfico, pero sí variará la velocidad permitida, que será de 40 kilómetros hora. «Va a haber periodos en los que la circulación se dificultará más, pero la idea no es que no se pueda transitar por la carretera», ha señalado el diputado.

De cara al futuro, la Diputación trabaja ya en el proyecto de un segundo bidegorri en el municipio santurtziarra, que conectará el barrio de Kabiezes con Muskiz.