Barakaldo renueva las redes de agua junto a la plaza de Cruces

S. LLAMAS BARAKALDO.

Los problemas con las tuberías que venían padeciendo las calles Magallanes, Colón y La Calzada, próximas a la plaza de Cruces, han quedado atrás. Así lo esperan en el Ayuntamiento de Barakaldo, que la pasada semana finalizó la instalación de una nueva red de abastecimiento y saneamiento en este entorno con una inversión de 145.000 euros. Los trabajos han incluido una nueva pavimentación.

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Servicios Municipales, Jon Andoni Uria, explicó ayer que la intervención, que se han prolongado durante varios meses, trata de ser «una actuación definitiva» en un entorno donde las averías han sido habituales obligando a levantar periódicamente el suelo para realizar pequeñas reparaciones. El año pasado un reventón ocasionó que el agua saltara por encima de la acera.

La intervención ha supuesto la colocación de una tubería de 380 metros de longitud y 50 milímetros de diámetro. Se han realizado 21 acometidas para conectarla a las entradas de las viviendas con las conexiones domiciliarias ya existentes. El nuevo pavimento cuenta con una baldosa hidráulica tipo Barakaldo que abarca una extensión de 880 metros cuadrados. Además, se ha ampliado la acera a la altura del número 46 y se ha cambiado el aglomerado de varias plazas colindantes a petición de los vecinos.

Trabajos «complicados»

Uria señaló que esta actuación se une a la realizada en la calle Vista Alegre, con un desembolso de 308.321 euros. «Han sido unos trabajos complicados debido a que en esta zona comparten el subsuelo la red eléctrica, la canalización de gas, las comunicaciones, las acometidas de los edificios colindantes y las redes de saneamiento y abastecimiento. Se ha tenido que elaborar un plan de obra muy conciso para no interferir en estos servicios», añadió.