Barakaldo recurrirá de nuevo el fallo que le obliga a comprar un local en Lutxana

El local forma parte del proyecto de viviendas de Sefanitro./E, C,
El local forma parte del proyecto de viviendas de Sefanitro. / E, C,

La sociedad urbanística Eretza acuerda la medida para tratar de evitar pagar 400.000 euros por la lonja, con los votos del PNV y EHBildu

SERGIO LLAMASBarakaldo

La sociedad urbanística de Barakaldo, Eretza, seguirá luchando en los tribunales contra el acuerdo que su anterior presidente, Jesús María González Suances (PSE), firmó con la constructora ACR, y por el que se comprometía a adquirir por casi 400.000 euros un local de 725 metros cuadrados en los bajos de un edificio de viviendas levantado en Sefanitro. El consejo de la entidad ha acordado este lunes presentar un recurso contra la última sentencia dictada por la Audiencia Provincial, que nuevamente ha dado por válido el contrato.

La medida ha salido adelante con los votos del PNV y EHBildu, mientras que el PSE se ha abstenido en la votación. El equipo de gobierno defendió el recurso «para tratar de evitar así que Barakaldo deba pagar cerca de 400.000 euros por un local que por ley le correspondía gratis», han defendido.

El origen del conflicto se remonta al 2013, cuando una sentencia del Tribunal Supremo anuló definitivamente el Plan Urbanístico para el área de Sefanitro, en Lutxana, lo que obligó a reducir los metros cuadrados edificables en el proyecto. La medida afectó directamente a las lonjas que estaban previstas en los futuros edificios de viviendas, ya que tras el fallo no podrían destinarse a un uso comercial o lucrativo, si no que debían cederse de manera gratuita al Ayuntamiento.

El 15 de febrero de ese mismo año el consejo de Eretza le adjudicó a la promtora ACR, a través de un concurso público, una parcela del terreno para la construcción de vivienda protegida. El entonces presidente de la sociedad urbanística, y concejal de urbanismo en el Ayuntamiento fabril, firmó un acuerdo firmó un acuerdo con la constructora para compensarles por la pérdida de las lonjas que obliga al Consistorio a comprarle los locales.

El PSE de Barakaldo ha recordado que el acuerdo alcanzado fue la manera de salvar una operación que suponía la creación de 81 VPO en Lutxana de los que en una primera fase se han edificado 39. «Si no llega a hacerse ese anexo no se hubiera construido ninguna vivienda. Fue una buena gestión», han afirmado los socialistas, que hace ahora un año ya pidieron un proceso participativo para que los vecinos de Lutxana decidan el uso final del local.

Entonces, el grupo municipal del PSE señaló que la lonja se encuentra en la principal arteria de Lutxana, la calle Buen Pastor, y que su tamaño es suficiente para albergar varias actividades de carácter social y cultural.

Los socialistas han remarcado que la sentencia de la Audiencia Provincial ha vuelto a demostrar que el anexo al contrato realizado por el expresidente de Eretza se llevó a cabo «haciendo uso de las competencias que tenía atribuidas». «Está claro desde hace tiempo», han subrayado, y han añadido que por eso el equipo de gobierno del PNV ya consignó una partida para hacer frente a la compra del local en el presupuesto de la sociedad para el 2017.

Coste del proceso

El PSE ha criticado además los costes legales del proceso judicial, que sumado a los intereses de demora podrían alcanzar hasta «los 100.000 euros», según su estimación.

En el equipo de gobierno ha defendido que «existen motivos legales y jurisprudencia aplicable para no aceptar la legalidad de ese acuerdo», por lo que ya en noviembre del 2018 se decidió recurrir la primera sentencia, y por lo que ahora se ha vuelto a hacer lo mismo con el fallo de la Audiencia Provincial.