Barakaldo Naturala urge a convocar la Mesa de Trabajo para la Variante Sur Ferroviaria

La plataforma ecologista critica los dos itinerarios que el Gobierno vasco ha enviado a Fomento, ya que los trenes de mercancías pasarán por Barakaldo tanto si se dirigen a la meseta como al Puerto de Bilbao

S. LLAMAS BARAKALDO.

La plataforma ecologista Barakaldo Naturala registró ayer en el Ayuntamiento fabril una petición para que se convoque la Mesa de Trabajo para la Variante Sur Ferroviaria. La iniciativa surge una semana y media después de que la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, anunciara el envío al Ministerio de Fomento del nuevo Estudio Informativo para su aprobación inicial, que podría publicarse en el Boletín Oficial este mismo mes.

«Alcaldía parece no ver ahora tampoco novedad alguna como para tomar la iniciativa de convocar la mesa», denunció ayer la plataforma, que lamentó «haber tenido que forzar» las reuniones desde 2017, con la excepción de la celebrada en verano del año pasado. Entonces, se citó a todos los grupos participantes para darles a conocer la nueva propuesta de trazado que proponía crear un falso túnel bajo el río Castaños.

Barakaldo Naturala cuestionó además los dos itinerarios presentados a Fomento, ya que fuerzan «a que pasen por Barakaldo los trenes de ACB-Arcelor Mittal, se dirijan a la meseta o al puerto». Además, sobre la propuesta de desviar temporalmente el Castaños mientras se acomete el túnel, recordaron que «el Plan de Gestión para la protección del Pez Espinoso prohibe cualquier actuación constructiva en el río».

Presentar alegaciones

Algunas de las cuestiones que quieren plantear a la mesa incluyen saber si los últimos proyectos siguen recogiendo la implantación de una subestación eléctrica y un área de evacuación en Gorostiza, o dónde se hará el vertido de las tierras extraídas.

La plataforma ciudadana también espera interrogar al Consistorio sobre si prevé presentar alegaciones, y pedir que se amplíe el plazo para hacerlas llegar, ya que que Barakaldo sufrirá los mayores impactos del proyecto.