Barakaldo invertirá 8,5 millones de euros en renovar todo el alumbrado público

Obras en la calle Merindad de Uribe y Nafarroa por problemas con la red eléctrica. / E. C.
Obras en la calle Merindad de Uribe y Nafarroa por problemas con la red eléctrica. / E. C.

La medida, que permitirá más eficiencia y ahorro en la factura, se toma a la vista de los resultados de una auditoría energética que ha durado 3 meses

HELENA RODRÍGUEZ BARAKALDO.

El Ayuntamiento de Barakaldo va a acometer la renovación de la red de alumbrado público de toda la localidad en los próximos meses. La auditoria energética encargada por el equipo de Gobierno, presentada ayer en comisión, ha sido muy clara en sus conclusiones: el sistema «es antiguo y cuenta con deficiencias graves en el mantenimiento». Los problemas, que en algunos barrios son recurrentes, son de calado y solucionarlos supondrá, según el propio estudio, un desembolso de 8,5 millones de euros.

El análisis, que se ha desarrollado durante tres meses, ha estudiado todas las calles, los 14.723 puntos de luz de la ciudad, el deterioro del sistema eléctrico así como las necesidades de reforma de cada espacio. «Determina una serie de medidas necesarias para resolver las deficiencias detectadas en el sistema eléctrico debido en gran medida al desgaste de sus componentes, el vandalismo o la falta de mantenimiento», explicó la alcaldesa, Amaia del Campo.

La partida necesaria para acometer la reforma es de tal entidad que la misma auditoría propone varias opciones para afrontarla: con fondos propios, con ayudas europeas o mediante la contratación de una empresa de servicios energéticos. El equipo de Gobierno local descarta las dos primeras. Por un lado, «no tenemos capacidad económica para llevarla a cabo en toda la ciudad de manera conjunta, por lo que habría que actuar por barrios, generando unas diferencias entre unos y otros, que no queremos». Recurrir Europa tampoco es una opción porque «Barakaldo no entra dentro de los municipios a los que se les conceden fondos ya que supera el número de habitantes que se especifican en las bases de las subvenciones».

El Consistorio asegura que al adjudicar el servicio a una empresa se ahorrarían hasta 300.000 euros

Otro ejemplos cercanos

La única opción posible, y planteada ayer mismo a los grupos de la oposición, es sacar a concurso el contrato, algo que ya se hace en Bermeo, Bakio o Santander. Saldría a licitación por un valor aproximado a los 8,5 millones de euros y tendría una vigencia de unos 10 años. El servicio incluiría la renovación total del sistema eléctrico, que se realizaría durante los primeros doce meses del acuerdo y se desarrollaría a la vez en todos los barrios. También el gasto en consumo energético de la ciudad, y los servicios de mantenimiento tanto preventivo como correctivo (averías).

«Esto supondría una mejora muy importante en nuestra ciudad, no solo porque podríamos contar con una iluminación renovada y más sostenible. Podríamos garantizar unas calles más seguras, con menos incidencias y averías», sostiene la regidora municipal.

El Ayuntamiento ha asumido un gasto anual aproximado de 1,9 millones en cuestiones relacionadas con la iluminación en los tres últimos años. Con el nuevo sistema de adjudicación a una empresa, la factura se reducía entre 250.000 y 300.000 euros al año. «Destinaríamos ese dinero a contratar más personal en las brigadas municipales para tener un mayor equipo técnico que atienda las necesidades que vayan surgiendo en la ciudad», adelantó Del Campo.

El ejecutivo local ya trabaja en los pliegos de condiciones del nuevo contrato, que deberán ser aprobados por el pleno antes de ser oficiales. Una vez pasado ese trámite, se abriría el concurso y se adjudicaría el servicio. Si no hay novedad, «en pocos meses se podría empezar a trabajar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos