Barakaldo iniciará este mes las primeras obras del barrio Cadagua en más de 20 años

Barakaldo iniciará este mes las primeras obras del barrio Cadagua en más de 20 años

Los vecinos, a unos 15 minutos del centro de Cruces, advierten que el lugar está «desatendido» y urgen nuevos servicios como un microbús

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Ha tardado, pero al fin le ha llegado la hora al barrio Cadagua, en Barakaldo. En las próximas semanas el Ayuntamiento fabril iniciará la primera actuación urbanística de la zona en más de dos décadas. Las obras durarán dos meses e incluirán trabajos como la mejora de algunos tramos de escaleras, un cambio de asfaltado en la plaza, la sustitución del alumbrado por otro led o el arreglo de la fachada de un edificio municipal. Es un primer paso en un barrio que los vecinos advierten «desatendido». «Aquí todo está en precario», resume uno de los residentes, Roberto Buzón.

La falta de mejoras urbanísticas desde los años 90 se ha dejado sentir en este núcleo de la periferia baracaldesa, a unos 15 minutos del centro de Cruces. «La semana pasada hemos estado tres días sin luz en la calle», ejemplifica María Dolores de la Pinta, vecina del barrio desde hace 52 años. «Casi todos somos mayores y aquí no hay más que cuestas y escaleras. Esto está apartado de la mano de Dios», añade. Lo que sí está próximo es la A-8, que discurre pegada a la parte baja del barrio. «No puedes tener las ventanas abiertas por el ruido», asegura la mujer.

La falta de contenedores de reciclaje es otra queja reiterada. Con todo, la reivindicación más repetida es la de un microbús que les acerque al centro, una idea que el Consistorio ya esbozó el año pasado en los pliegos del servicio municipal, el Kbus. «Tengo que ir un día sí y otro también al ambulatorio, y me cuesta tanto llegar que me pierdo muchas citas», lamenta otra vecina, Carmen Escudero, que recuerda que el barrio, con unos 200 vecinos, carece de tiendas y otros servicios. «Esto es un desierto», define.

La zona alberga un edificio municipal, unas antiguas escuelas ahora cerradas. «Antes jugábamos allí a las cartas», rememora María Dolores. Actualmente, por la cubierta, que alberga una plaza, se filtra el agua. Las obras del Ayuntamiento sustituirán el pavimento por una nueva baldosa hidráulica granítica e instalarán tres jardineras. Se actuará en la fachada, donde se impermeabilizará el forjado, y se limpiará y repondrán los aplacados.

Juegos infantiles

También se instalarán nuevos tramos de barandilla en la escalera entre el barrio y el camino Zubileta, se desbrozarán los alrededores y se reparará la explanada que hay en uno de los descansillos. Además, se llevará a cabo un encauzamiento de las aguas pluviales en la bajada hacia la autopista. La zona de juegos infantiles del barrio, por su parte, ganará un suelo de seguridad de caucho de doble capa y dos nuevos elementos: un castillete con tobogán y un muelle para dos personas.

Será algo que agradezcan los vecinos con niños pequeños, como Roberto Buzón. Él, sin embargo, destaca que es más urgente resolver el problema de las escaleras hacia el barrio de La Constancia, que les une a Cruces. «Falta una rampa, así que los cochecitos de los niños y las personas en sillas de ruedas tienen que ir por la carretera», denuncia. También alerta sobre los badenes existentes, que impiden salir a los coches cuando hay nieve o granizo.

Las obras en Cadagua supondrán una inversión de 48.392 euros. La alcaldesa, Amaia del Campo, remarca que el barrio «lleva esperando más de 20 años». «Ya solicitamos unas mejoras desde la oposición y ahora, en el equipo de gobierno, vamos a hacerlo posible», enfatiza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos