Barakaldo inicia el lunes el montaje de las rampas mecánicas de Andikollano

Un tramo irá junto al ambulatorio./Sergio Llamas
Un tramo irá junto al ambulatorio. / Sergio Llamas

Las obras, que facilitarán la subida de Lutxana al barrio de Cruces, costarán 1,8 millones de euros y se prolongarán durante los próximos seis meses

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Los seis tramos de rampas mecánicas llamados a facilitar la subida entre el barrio de Lutxana y el de Cruces, por la calle Andikollano, comenzarán a cobrar cuerpo el próximo lunes. Entonces, arrancarán los trabajos de montaje desde la zona baja, próxima al ambulatorio de Llano. Las obras durarán seis meses y supondrán una inversión de 1,8 millones de euros.

La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, destacó ayer que la actuación «va a marcar un antes y un después en la vida de los vecinos», como recientemente lo han hecho las nuevas rampas mecánicas en el barrio de Rontegi. «Las próximas serán las de Eguzkiaguirre», añadió.

El recorrido de rampas mecánicas se dividirá en dos tramos. El primero, desde Lutxana, irá por la zona ajardinada, del lado del ambulatorio de Llano, para no afectar a la acera, la carretera, ni la marquesina de autobús existente. El segundo y más largo tendrá en total cinco rampas que partirán del cruce con la calle Texidor, al otro lado de la calzada. La falta de espacio obligará a ocupar la zona destinada a aparcamientos en línea, que se recuperarán en el lado contrario cuando se elimine el pequeño carril central de circulación. Se conservarán las aceras actuales, que además se ensancharán en las inmediaciones de los pasos de cebra para reforzar la seguridad vial.

Obras complementarias

Aprovechando la realización de estos trabajos en la calle Andikollano, el Ayuntamiento llevará a cabo otros dos proyectos ya anunciados. El primero será la reordenación de la plaza Justo Pérez de Etxebarria que hay a la altura del número 42. Se eliminarán las jardineras, se mejorará el pavimento y se crearán 15 nuevas plazas de aparcamiento.

La segunda obra será para abrir el patio inferior del colegio público Llano, actualmente vallado. Se crearán dos nuevos accesos -una rampa desde la calle Argenta y una escalera desde Cirilo Sagastagoitia-, y se aprovechará un muro para habilitar un rocódromo de 2,5 metros de altura bajo el que habrá un suelo de caucho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos