Barakaldo incorpora vehículos eléctricos y de gas en el nuevo contrato de limpieza

El coste del contrato es de 8,9 millones de euros./Silvia Osorio
El coste del contrato es de 8,9 millones de euros. / Silvia Osorio

El servicio, que arrancará mañana y se regulariza después de tres años, se llevará a cabo con máquinas más eficientes, ecológicas y menos ruidosas

DIANA MARTÍNEZ BARAKALDO.

El nuevo contrato de limpieza de Barakaldo será más respetuoso con el medio ambiente. El nuevo servicio de recogida de basuras, que comienza a funcionar mañana con un coste anual de 8,9 millones de euros, incorpora vehículos eléctricos y camiones de recogida de basuras impulsados por gas natural. El convenio permitirá mejorar la maquinaria y ofrecer nuevos servicios a la ciudadanía como el fregado mecánico -un método que limpia y echa agua a presión a la vez- que se llevará a cabo en el municipio fabril por primera vez.

El nuevo contrato, que regulariza el servicio después de tres años, tiene una duración de cuatro años (y dos más prorrogables). La empresa Valoriza ganó la adjudicación y arrancará con una nueva flota de barredoras y camiones modernos, eficientes, ecológicos y menos ruidosos. El Consistorio resaltó que dos de las cuatro nuevas barrenadoras serán eléctricas y que se contará con dieciséis vehículos de este tipo. De la misma manera, los camiones de recogida de basura estarán impulsados por gas natural, lo que reduce las emisiones sonoras y de gases. También se han modernizado los 38 carros para los cubos de basura de los barrenderos.

Sistema informático

El servicio incluye, además, varias novedades, como el ya destacado fregado mecánico, que se llevará a cabo de manera quincenal, mensual y bimensual en función de la zona, o la recogida de la basura orgánica del quinto contenedor, que hasta ahora se realizaba con un contrato diferente.

Por otro lado, la maquinaria contará con un sistema informático que permitirá identificar los contenedores, registrar el histórico de cada uno de ellos, la ubicación, su tipología, la fecha del último vaciado e, incluso, conocer el peso neto del residuo descargado de cada uno. La empresa, que tendrá que realizar campañas de concienciación ciudadana, ha subrogado a toda la plantilla. A partir de mañana, se podrá ver su nueva imagen, con uniformes azules y naranjas.