Barakaldo firma un nuevo convenio con la plantilla municipal hasta el 2020

El acuerdo, que da relevo al de 2011, ha sido suscrito por todos los sindicatos salvo CC OO, que denunció la falta de una consulta previa

S. LLAMAS BARAKALDO.

El Ayuntamiento de Barakaldo firmó este martes un nuevo convenio con los sindicatos de los trabajadores municipales, salvo CC OO. LAB, ELA, UGT y Erne sí lo suscribieron. El acuerdo del nuevo convenio, vigente hasta el 2020, cierra dos años de negociaciones y permitirá sustituir al anterior, de 2011, que afecta a una plantilla de 650 personas.

El equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Barakaldo defendió ayer que el convenio firmado supone importantes avances en cuestiones de carácter social social, como la conciliación de la vida familiar, en materia de servicios públicos, en los permisos, ayuda a restringir las privatizaciones supone aprobar un reglamento de formación y de segunda actividad.

CC OO se mostró crítica ayer con el acuerdo y denunció que la firma se haya producido sin una consulta previa a los trabajadores municipales. Según apuntaron, tras una pérdida salarial que tras los años acumulados supera el 12%, en materia de salarios el acuerdo se limita a la aplicación de lo fijado en la Ley de Presupuestos Generales de Estado de cada año, sin incluir un 0,55% de incremento adicional en caso de que se alcance el objetivo de déficit público.

Comisiones criticó que el convenio no aborda con garantías la consolidación del empleo temporal, que representa al 40% de la plantilla, y aseguraron que abre la puerta a privatizar servicios municipales al limitar su alcance al servicio de limpieza de edificios municipales, privatizado ya casi en su totalidad, ordenanzas y conserjes y las brigadas municipales.

El Ayuntamiento de Barakaldo también anunció ayer que ha convocado un consejo para el día 21 con el que tiene previsto ratificar el convenio alcanzado con el taller Usoa, con cerca de 400 trabajadores, de cara a 2019. Inicialmente éste iba a ser aprobado en el pasado pleno de diciembre, si bien se retiró en el último momento debido a las dudas que suscitó la entrada en vigor, ese mismo día, de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.