Barakaldo destina 230.000 euros para acabar con las goteras del centro Clara Campoamor

La actuación forma parte de los presupuestos participativos./S. Llamas
La actuación forma parte de los presupuestos participativos. / S. Llamas

El Ayuntamiento ha iniciado las obras en la cubierta, donde tenían lugar las filtraciones

SERGIO LLAMASBARAKALDO.

Las goteras del centro cívico Clara Campoamor de Barakaldo tienen los días contados. El Ayuntamiento de la segunda urbe vizcaína ha iniciado las obras para la reparación de la cubierta del inmueble, con las que prevé poner fin al problema de filtraciones. Los trabajos obligarán a mantener las instalaciones cerradas este fin de semana, ya que las últimas lluvias han afectado a la zona de actuación.

El Consistorio fabril invertirá un total de 230.470 euros en esta reforma, que incluye 122.150 euros procedentes de los presupuestos participativos votados por los vecinos. En los últimos años ya se han realizado pequeñas actuaciones en el edificio, si bien «era necesario realizar una actuación integral», advirtió ayer la concejal de Cultura, Educación, Juventud, Prevención y Drogodependencias, Nerea Cantero.

Los técnicos municipales visitaron en la mañana de ayer las obras y comprobaron que las fuertes lluvias registradas durante la noche anterior habían filtrado en algunos puntos de la cubierta en los que se venía trabajando. Así, el personal del Ayuntamiento ha tomado la decisión de cerrar el centro cívico hasta el lunes para evitar posibles molestias a los usuarios.

Nuevos materiales

Los trabajos iniciados pasan por la reimpermeabilización completa de las áreas dañadas de la cubierta con otros materiales distintos, más resistentes a la abrasión, al desgaste y a los rayos del sol. Según apuntaron en el Consistorio, los elementos elegidos son significativamente más duraderos y resistentes que las soluciones asfálticas habituales.

Para mayor seguridad, se han escogido además piezas de una mayor dimensión que ayuden a reducir tanto el número como la longitud de las juntas, minimizando aún más el riesgo de filtraciones.

El centro cívico de Clara Campoamor fue inaugurado en el año 2005, y en 2010 ya fue necesario realizar una primera actuación para acabar con las filtraciones de agua.