El PNV de Barakaldo anuncia tres nuevos ascensores urbanos y 400 aparcamientos

La inversión en accesibilidad ha sido de 7 millones de euros. / D. M.
La inversión en accesibilidad ha sido de 7 millones de euros. / D. M.

La alcaldesa Amaia del Campo propone una batería de medidas para «acabar con los barrios de primera y segunda»

DIANA MARTÍNEZ BARAKALDO.

Los partidos políticos de Barakaldo no se olvidan de los barrios. También el PNV realizará una «apuesta clara» por continuar transformando las zonas más alejadas del centro. «Los barrios y las personas van a ser los grandes protagonistas. Queremos acabar con los barrios de primera y segunda», afirmó ayer la alcaldesa Amaia del Campo en un acto de campaña.

Esta modernización de los diferentes distritos de la segunda urbe vizcaína incluirá mejoras de accesibilidad, iluminación, limpieza, mobiliario y seguridad. En el programa jeltzale destaca la instalación de accesos mecánicos en toda la localidad, dando continuidad a la línea de trabajo de la última legislatura, en la que el actual equipo de gobierno ha invertido «más de 7 millones de euros» en diversas actuaciones. «Queremos continuar resolviendo problemas de accesibilidad», apuntó la candidata a la Alcaldía.

El PNV tiene proyectados dos ascensores en el entorno del ambulatorio de La Paz y otro que comunicará el grupo San Luis y la calle Etxatxu. Por otro lado, prevé nuevos accesos mecánicos para mejorar la conexión de Burtzeña con Cruces. Además, se sustituirán las actuales escaleras mecánicas de La Inmaculada y Arteagagoiko, ya que «se construyeron con materiales que no son adecuados para estar al aire libre y generan muchísimos problemas de mantenimiento», explicó Del Campo.

En su intervención, la regidora fabril recordó que el pasado mes el pleno dio luz verde a la ampliación del Kbus. Además, el objetivo es desarrollar urbanísticamente Lutxana y Burtzeña después de que haya recuperado su plaza y su frontón cubierto, y se haya despedido de los túneles subterráneos para cruzar la autopista. Pero la actuación «más relevante» es el plan de regeneración urbanística de El Calero, con nuevas viviendas, comercios, parques, zonas deportivas y el cubrimiento parcial de las vías del tren.

Un macroparking residencial

Otros proyectos a la vista tratarán de paliar los problemas de estacionamiento. El PNV anunció ayer la construcción de un macroparking residencial y rotacional con accesos desde Doctor Waksman, Serralta y Andikollano. En esa línea, Del Campo aseguró que se crearán 400 nuevas plazas de aparcamiento en toda la ciudad, «que serán posibles con la puesta en marcha de las nuevas zonas de la OTA el próximo 1 de junio, que pasarán de once a cinco». Cubrir espacios al aire libre, como parques, plazas y el frontón de Llano, y la puesta en marcha del Museo de la Industria de Euskadi en el pabellón de La Técnica, son otras de las propuestas jeltzales para los próximos cuatro años.