Balmaseda inicia la reforma de Horcasitas para albergar actividades socioculturales

La antigua aduana real, de 1686, mantendrá cerrados los jardines durante las obras. / S. ĽL.
La antigua aduana real, de 1686, mantendrá cerrados los jardines durante las obras. / S. ĽL.

Las obras, que costarán 530.000 euros y durarán cuatro meses, mejorarán la seguridad y pondrán en valor el palacio sin alterar su distribución

SERGIO LLAMAS BALMASEDA.

En 2019 el palacio Horcasitas empezará una nueva vida. La antigua aduana real de Balmaseda, de 1686, acaba de iniciar las reformas que convertirán la instalación en un espacio temporal para actividades socioculturales, especialmente dirigidas a la dinamización del comercio. Los trabajos acarrearán una inversión de 530.000 euros y supondrán cuatro meses de obras durante los que sus jardines también permanecerán cerrados por seguridad.

La actuación no supone renunciar al objetivo de albergar un hotel y escuela de hostelería en el palacio. Sin embargo, permitirá poner en valor las instalaciones hasta que aparezca un inversor interesado. «Se trata de que mientras tanto pueda ser utilizado por la ciudadanía, que haga de un centro dinamizador de actividades como rebajas, ferias, desfiles de moda...», detalló el alcalde, Álvaro Parro.

De hecho, el Consistorio de Balmaseda ya ha contado para la obra con una primera subvención de 31.000 euros por parte del departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno vasco, aunque confía en conseguir más ayudas.

El 13 de septiembre se firmó el acta del inicio de obras, y el pasado viernes se realizó una visita a las instalaciones. La puesta a punto del histórico inmueble, a cargo de la Unión Temporal de Empresas formada por Indenort y Proviser, supondrá dotar al edificio de todas las condiciones básicas de seguridad y confort, pero sin alterar la distribución actual y manteniendo la estructura original a la vista.

La actuación mejorará la estanqueidad del inmueble renovando el sistema de drenaje, habilitará una salida directa al jardín para posibilitar un mayor aforo, acondicionará espacios como aseos, cuartos de limpieza y vestuarios de personal, modernizará la instalación eléctrica y añadirá nuevos puntos de luz, e instalará un ascensor que comunique las plantas. También se revestirán los lucernarios superiores, los techos, suelos y las paredes de los baños, y se mejorará el aislamiento.

Aunque a principios de año ya se inició la reparación de la carpintería exterior, esta nueva intervención rematará esa obra. También se restaurará la puerta de entrada, se colocará otra automática de vidrio y se instalarán defensas defensas de vidrio y barandillas en varios puntos. Otras mejoras serán llevar la red de comunicaciones hasta el palacio Horcasitas, colocar puertas cortafuegos, aunque manteniendo el espacio diáfano, así como extintores, bocas de incendios, señalítica y detectores de incendios.

Redondear las puntas

Entre las mejoras al proyecto aportadas por la empresa está la reparación de los elementos de herrería que hay en el palacio, incluyendo la verja perimetral. La actuación en ella incluirá la eliminación de las puntas en el exterior, que serán lijadas para finalmente conseguir un acabado redondeado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos