El Ayuntamiento de Barakaldo planea ampliar el Kbus a los barrios de Burtzeña y Kastrexana

El Kbus incluirá Wifi. / F. GÓMEZ
El Kbus incluirá Wifi. / F. GÓMEZ

El PNV tratará de aprobar en el pleno los nuevos pliegos, que tendrán un coste de 2,33 millones de euros anuales durante una década

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

El autobús urbano de Barakaldo ganará una tercera línea hasta Kastrexana y transformará la principal en un recorrido circular que alcance el barrio de Burtzeña. Ésas son las principales novedades incluidas en los pliegos para el nuevo contrato del Kbus, que el equipo de gobierno llevará al pleno para su aprobación.

El objetivo del PNV es llegar hasta los 100.000 usuarios potenciales del servicio, y superar los 920.000 viajes anuales. El Kbus pasaría a contar con ocho autobuses, dos de ellos híbridos. Todos deberán incluir un piso bajo integral, para facilitar el acceso de las personas con movilidad reducida, así como puerto USB para cargar los móviles, Wifi y una pantalla informativa de 30 pulgadas. El precio base de licitación del contrato, con una duración de diez años, es de 2,33 millones de euros anuales. Desde 2014 el coste del servicio era de 1,73 millones. «Llevamos años trabajando en la ampliación de este servicio con el objetivo de que llegue a todos los rincones de la ciudad, evitando generar barrios de primera y de segunda», reivindicó el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Servicios Municipales, Jon Andoni Uria.

Si sale adelante el nuevo contrato, la línea 1 pasará a ser circular con seis autobuses cubriendo la ruta de manera constante: tres en un sentido y otros tres en el contrario. Llegará hasta Burtzeña, bajando hasta el límite con Zorroza, en lugar de girar en Cruces por la calle Munoa como sucede en la actualidad. «Hasta ahora el trayecto empieza en la Avenida Altos Hornos y termina en Lutxana, sin existir conexión entre ellas. Con el nuevo pliego, se cierra el círculo conectando a través de la carretera 634 Desertu Berria y Lutxana», detalló Uria.

Aplicación para móviles

La línea 3, de nueva creación, unirá Cadagua con Kastrexana, pasando por La Constancia, La Paz, la plaza de Cruces, Munoa y Zubileta. El concejal recordó que los vecinos de estas zonas llevan años demandando el servicio. La línea 2, hasta El Regato, modificará ligeramente su recorrido en el entorno del BEC para evitar solapamientos con la línea 1. Así se llegará a nuevos puntos como la calle Ribera, con una parada, o Ronda María de Azkue, con dos.

Los pliegos también señalan la creación de una nueva aplicación para móviles. Por su parte, la plantilla del Kbus volverá a celebrar una nueva jornada de huelga este jueves.