Aumenta el ambiente y la seguridad en los 'cármenes' de Barakaldo

Los conciertos de la Herriko Plaza han sido los más multitudinarios y la Policía Municipal ha intervenido solo en 14 ocasiones

EL CORREO BILBAO.

El balance de las fiestas de Barakaldo vuelve a ser positivo un año más. Ayer, el Ayuntamiento desveló los datos más importantes registrados durante los ocho días de jarana y se confirma lo que se apuntó en la edición pasada: más ambiente y más gente en la calle. A lo que hay que añadir los escasos problemas en lo que a seguridad se refiere. Los dos conciertos más multitudinarios de esta edición fueron los de Berri Txarrak y Maldita Nerea. Ambos reunieron a 11.000 almas alrededor del escenario de la Herriko Plaza. Su Ta Gar también logró un gran apoyo y lleno el aforo al 70%. Y los más veteranos disfrutaron con el recital de Mocedades y la Banda Municipal de Música. Se acercaron 8.000 personas. Blas Cantó reunió a 3.000.

Pero más allá de los conciertos, lo que ha sorprendido a la comisión de fiestas, que se reunió el martes a la tarde para analizar todos los datos, es la afluencia a los cerca de 300 actos que se incluían en el programa. De nuevo, los organizados en el recinto de txosnas lograron una muy buen respuesta por parte del público. Ahí se celebraron, entre otros, la Euskal DJ Gagua, que llenó el parque de Los Hermanos, y los conciertos de Revolta Permanent Glaukoma, que lograron una glan afluencia pese a la lluvia.

Fiestas tranquilas

El trabajo de la Policía Municipal también ha recibido elogios. Tuvo que intervenir 14 veces, ninguna por agresiones sexuales. En concreto, se han interpuesto cinco sanciones por orinar en la calle y se ha levantado un acta por tenencia y consumo de sustancias estupefacientes. Además, se ha actuado en dos reyertas, con 5 personas denunciadas, y se han registrado cinco denuncias por hurtos (2 de carteras y 3 de móvil). Por último, una persona fue imputada por un delito de lesiones tras agredir y rociar con un esprai a otra En cuanto al transporte, el metro volvió a registrar muy buenos números: se registraron 63.796 cancelaciones los fines de semanas festivos, casi 3.000 más que el año pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos