Arranca la renovación del camino junto a la ría entre Lutxana y Rontegi

Ya se han colocado los soportes de hormigón prefabricado para las farolas. / AYUNTAMIENTO DE BARAKALDO
Ya se han colocado los soportes de hormigón prefabricado para las farolas. / AYUNTAMIENTO DE BARAKALDO

El llamado 'paseo del colesterol de Barakaldo' contará con un nuevo asfaltado, iluminación led, más aceras y un bidegorri señalizado

SERGIO LLAMASBARAKALDO.

El llamado 'paseo del colesterol' de Barakaldo seguirá ayudando a sudar a los vecinos que decidan utilizarlo, pero también será mucho más amable con ellos. El Ayuntamiento ya ha puesto en marchas las obras para asfaltar, iluminar, dotar de mobiliario urbano y crear un bidegorri en este vial que une los barrios de Rontegi y Lutxana, a través de una ruta que discurre junto a la ría.

«Este es uno de los caminos más utilizados por los baracaldeses para andar, correr y disfrutar de nuestra ría. Tanto es así que esta propuesta de mejora fue incluida a través de los Presupuestos Participativos donde quedó como una de las opciones más votadas por la ciudadanía», señaló la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo. La duración estimada de los trabajos es de dos meses.

El Consistorio invertirá 121.000 euros en ejecutar la mejora del paseo. Se trata de unos terrenos que no son propiedad del Ayuntamiento, por lo que previamente ha sido necesario tramitar los permisos con los propietarios.

Las obras previstas en el paseo entre Rontegi y Lutxana incluyen el desbrozamiento, limpieza y despeje de los bordes del camino. Es necesario eliminar la maleza que ha venido creciendo en ambas márgenes, así como limpiar la cuneta que existe en el borde del vial del que nace la calle Alameda Serralta, y que atraviesa Lutxana en dirección al BEC y el barrio de Ansio.

Iluminación led

Una de las mejoras más evidentes será la instalación de alumbrado público, del que hasta ahora carecía este tramo. Ya se han acercado los soportes de hormigón que harán de pie a las futuras luminarias. Éstas consistirán en columnas troncocónicas de seis metros de altura, apoyados en la estructura de hormigón prefabricado. Estarán provistas de luz con tecnología led.

El asfaltado del camino supondrá acabar con los numerosos baches y grietas del terreno. Se aprovecharán los trabajos para delimitar un área peatonal frente al campo de fútbol de Lutxana que de continuidad al tramo ya existente en la actualidad. La nueva acera, con una anchura de tres metros, llegará hasta el paso de cebra ubicado al inicio de la calle Alameda Serralta.

La última de las intervenciones será la creación del nuevo carril bici. Para acotarlo se pintarán marchas longitudinales y símbolos que lo identifiquen como a un bidegorri. También se instalarán bancos provistos de jardinera por todo el recorrido. «Poco a poco Barakaldo va abriéndose más a la ría y acondicionar este camino es una prueba más de ello», reivindicó la alcaldesa, que señaló que los trabajos «permitirán ganar en seguridad y comodidad» a los usuarios del paseo.