«Los años de crisis y el cambio de hábitos de consumo están acabando con el comercio local»

Aranburuzabala fue uno de los precursores de la asociación. / A. G.
Aranburuzabala fue uno de los precursores de la asociación. / A. G.

Con 25 años recién cumplidos, la entidad jarrillera echa en falta más ayuda institucional para reflotar un sector muy tocado

AZAHARA GARCÍA PORTUGALETE.

Nada une más que un enemigo común. En el caso de los comerciantes y hosteleros de Portugalete ese rival fue el recién nacido impuesto de actividades económicas. Corrían los primeros años de la decada de los 90 y la afrenta contra el bolsillo de los emprendedores sembró la semilla de lo que hoy se conoce como Asociación Profesional Comercial de Portugalete. Javier Aranburuzabala, ha estado desde el principio muy implicado con esta causa, tanto es así, que a día de hoy ejerce como gerente de una asociación, que acaba de cumplir su 25 aniversario.

- Además de las económicas ¿qué otras preocupaciones existían en el sector en esas primeras etapas?

- Una de las primeras luchas fue con el mercadillo. Cuando aquello estaba en la entrada de Portugalete y apenas estaba regulado. Se vendía de cualquier manera, con los productos en el suelo, con un montón de puesto colocados sin ton ni son. Ahí tuvimos una pelea bastante fuerte con el Ayuntamiento y algo se logró mejorar.

- ¿Cómo eran las relaciones con el Consistorio?

- Había mucha confrontación, cuando nos veían llegar se cerraban en banda y no daban pie a dialogar, era muy difícil hacer nada.

- ¿Han mejorado esas relaciones?

- Esto va por rachas. Sí es cierto que ahora hay un clima de más entendimiento y que nos podemos sentar en una mesa a hablar, pero creo que desde las instituciones se podría hacer mucho más para ayudar al comercio local que está en claro declive, no solo aquí en Portugalete, sino en toda la Margen Izquierda.

- Además de la crisis que ha afectado a todos los sectores de la economía, ¿existen otras causas para que el comercio local esté pasando una de sus peores épocas?

- A los largos años de decrecimiento económico hay que sumarle también el cambio que se está viviendo en los hábitos de consumo. Las nuevas generaciones están con el móvil en la mano desde que se levantan hasta que se acuestan, todas las operaciones las realizan desde ahí y el comercio local no está sabiendo adaptarse a los nuevos tiempos, al menos no a la velocidad a la que está cambiando todo.

«Cierre masivo»

- El enemigo, por tanto ya no son las grandes superficies

- Los centros comerciales nos hicieron daño en su día, pero la crisis y los nuevos hábitos de consumo son los factores que están acabando con el comercio local. Estamos asistiendo a un cierre masivo de negocios.

- ¿Se puede decir que cierran más locales de los que abren?

- Sí, además no hay un relevo generacional. Antes, los dueños de cualquier negocio se afanaban en que sus hijos aprendieran a gestionarlo para que pudieran seguir con él cuando ellos se jubilaran. Ahora, los que ya ven cerca ese momento solo piensan en aguantar los años que les quedan de actividad y animan a sus hijos a que se busquen la vida lejos de un local que les está dando más tristezas que alegrías.

 

Fotos

Vídeos