La ampliación de la terminal ferroviaria permitirá incrementar las mercancías del Puerto de Bilbao

Elvira Gallego, directora de la terminal; Sun Kai, el CEO de Cosco Shipping Ports; el lehendakari Iñigo Urkullu, y Ricardo Barkala, presidente de la Autoridad Portuaria./Jordi Alemany
Elvira Gallego, directora de la terminal; Sun Kai, el CEO de Cosco Shipping Ports; el lehendakari Iñigo Urkullu, y Ricardo Barkala, presidente de la Autoridad Portuaria. / Jordi Alemany

El lehendakari ha inaugurado esta mañana las nuevas instalaciones, tras una inversión privada de 10 millones de euros, que impulsarán la Variante Sur Ferroviaria

SERGIO LLAMASSanturtzi

La ampliación de la terminal ferroviaria del Puerto de Bilbao, inaugurada esta mañana, «traerá un incremento del tráfico de mercancías y va a impulsar la inversión en la Variante Sur Ferroviaria». Así lo ha anunciado el lehendakari Iñigo Urkullu en un acto celebrado en la propia instalación. La mejora ha sido posible gracias a una inversión privada de diez millones de euros por parte de los accionistas de la terminal, de los que el mayoritario es Cosco Shipping Ports (antigua Noatum, que posee el 78% del accionariado de a terminal desde el 2017). Urkullu ha celebrado la «significación de la confianza en esta estructura logística» y ha recordado que «la industria vasca es cada vez más exportadora».

Los trabajos de la ampliación, desarrollados en el último año y medio, han supuesto que la terminal ferroviaria crezca desde los 13.950 a los 41.800 metros cuadrados. Ahora cuenta con cuatro vías de 550 metros de longitud (hasta ahora la capacidad máxima era de 450), y se la ha dotado de dos grandes grúas ARMG, tres veces más rápidas que las anteriores, que permitirán mejorar la operatividad con los trenes en un 45%. La inversión también ha permitido dotar a la zona de un patio exclusivo de contenedores con una capacidad diaria de 3.000 TEUs (la unidad que se utiliza para medir el tráfico de mercancías y que equivale a un contenedor de 20 pies, unos 6 metros de longitud).

El presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Barkala, ha señalado que la actuación consolida a puerto de Bilbao «como el principal enclave del Arco Atlántico, y puerto de referencia para la internacionalización de las empresas». Además ha detallado que en 2018 se produjo un incremento del 5% en el tráfico de contenedores. «Batimos el récord histórico con 638.450 TEUs, 6,8 millones de toneladas», ha añadido.

En lo que va de año se han movido 2,8 millones de toneladas en contenedor, lo que representa otro incremento del 1,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. «Son datos positivos, pero estas cifras pueden crecer aún más si somos más competitivos y el ferrocarril claramente nos brinda esa oportunidad. Esta ampliación de la terminal ferroviaria supone un impulso sin lugar a dudas para la integración del puerto de Bilbao en el corredor atlántico, que tendrá su continuidad con la Variante Sur Ferroviaria», ha advertido.

34 millones

La directora de la terminal, Elvira Gallego, ha explicado que con esta nueva inversión, sumada a la reciente instalación de un nuevo sistema de acceso automatizado de camiones, «podemos equipararnos a los grandes puertos europeos». «De los 34 millones de euros comprometidos con el Puerto de Bilbao para el periodo 2016-2036 ya se han acometido más de 13 millones de euros en estos tres últimos años, imprescindibles para una terminal con vocación de futuro», ha advertido. La inversión en infraestructura era una condición clave para poder ampliar la concesión del suelo que se inició en 2002 para un periodo de 30 años y que hace un par de años se amplió en otros 17 (hasta el 2049).

Gallego ha cifrado en más de 600.000 TEUs el tráfico de la terminal del pasado año, de los que 150.000 se movieron en tren. «Nuestro reto es la total intermodalidad. Es importante la capacidad de absorber no solo camiones, si no también trenes, para tener más capacidad de carga en una misma plataforma», ha detallado. Actualmente, entran una media de 70 trenes a la semana y unos 1.500 camiones diarios.

El CEO de CSP Spain (perteneciente al Grupo Cosco), Sun Kai, ha defendido la inmediata «conexión» del grupo con la cultura vasca y ha señalado que todas las inversiones y la modernización en la que se está trabajando van a permitir al Puerto de Bilbao «tener otra dimensión en el futuro».