Amenazan con llevar a los tribunales el proyecto de El Calero

El área de El Calero es una de las zonas más degradadas del municipio fabril. / FERNANDO GÓMEZ
El área de El Calero es una de las zonas más degradadas del municipio fabril. / FERNANDO GÓMEZ

Barakaldo Naturala, que ha presentado 21 alegaciones, insiste en la ilegalidad de la operación que prevé levantar 550 viviendas en este vecindario de Barakaldo

AZAHARA GARCÍA BARAKALDO.

Una vez aprobado en el pleno -gracias a los votos de PNV y PSE-, el proyecto de modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Barakaldo, que hará posible la regeneración del ámbito de El Calero, en Burtzeña, ha iniciado el correspondiente proceso de alegaciones. La plataforma ecologista Barakaldo Naturala ha presentado un total de 21 con el objetivo de paralizar esta operación, que contempla la construcción de 550 viviendas y cubrir parte de las vías del tren, entre otras actuaciones, por considerar que presenta varias «ilegalidades». En caso de no hacerlo, amenazan con llevar el plan a los tribunales.

Entre las principales objeciones del colectivo destaca el hecho de que los terrenos son inundables. Según se recoge del documento, «la zona no es apta para un proyecto de estas características, ya que se incluye dentro de un Área de Riesgo Potencial Significativo de Inundación de Grupo I», situándose dentro de esta categoría los terrenos con riesgo muy alto o con probabilidades de sufrir daños catastróficos. No en vano, tal y como explica la plataforma, el suelo sobre el que se asentarán las futuras construcciones «es una de las tres áreas de riesgo costeras dentro del Plan de Gestión de Riesgo de inundaciones del Cantábrico Oriental».

Estos argumentos están apoyados en un informe del departamento de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia que «advierte de las condiciones geotécnicas muy desfavorables por problemas de inundación, encharcamiento y capacidad portante y asientos». Además, aseguran que llevar a cabo esta actuación vulneraría la Ley de Costas que «impone la necesidad de evitar la formación de pantallas arquitectónicas o acumulación de volúmenes».

Desde el equipo de Gobierno han manifestado conocer la actual situación del suelo donde se proyecta la actuación. Afirman que actualmente, tal y como denuncia la plataforma ecologista, el área en la que está prevista la construcción de viviendas es inundable y por eso, la modificación del PGOU recoge las medidas necesarias para que deje de serlo.

Según fuentes del Ayuntamiento, la Agencia Vasca del Agua (URA) ha realizado un proyecto aprobado por el Gobierno vasco y está incluido dentro del plan de actuación de Burtzeña que adecuará el terreno a las infraestructuras que se quieren construir en él.

Sin embargo, esta solución al problema de la inundabilidad planteada por el PNV no acaba con el rechazo de Barakaldo Naturala al plan de El Calero. Desde la plataforma también hacen referencia en las alegaciones presentadas al incumplimiento de la Ley de Costas al mantener una torre de alta tensión en medio de la nueva urbanización.

«Es potencialmente peligrosa para la salud de las futuras personas residentes», afirmaron desde Barakaldo Naturala, que considera que esta infraestructura debería quedar soterrada en el nuevo proyecto. Otro de los problemas que detectan desde el colectivo es el incumplimiento de la ley del Sector Ferroviario en materia de distancias de seguridad.

Insalubridad y ruidos

Además, denuncian que tampoco se cumple la ley en materia de impacto acústico al encontrarse la nueva urbanización «en zona de servidumbre acústica de las carreteras del entorno». Esta proximidad, afirman en el texto, requiere de un informe de la Diputación de Bizkaia que «no consta en el expediente».

Por otro lado, califican la operación como «pelotazo de libro» y que la modificación del PGOU ya aprobada no se «justifica desde el punto de vista de interés general e incrementa notablemente el beneficio de la empresa promotora, revalorizando el suelo más de un 300%, reduce los derechos del Ayuntamiento y vulnera diferentes preceptos legales».