El ambulatorio de Retuerto empezará a funcionar «en el primer trimestre de 2019»

El lugar donde abrirán el centro. /P. Urresti
El lugar donde abrirán el centro. / P. Urresti

Las obras, que arrancarán en septiembre, ya están adjudicadas y está previsto que duren unos cuatro meses

S. OSORIO BARAKALDO.

Los vecinos del barrio de Retuerto, en Barakaldo, verán cumplida en poco tiempo una de sus históricas reivindicaciones: disponer de una atención sanitaria más cercana. El departamento de Salud del Gobierno vasco ya ha adjudicado las obras para la puesta en marcha del nuevo y esperado ambulatorio de la zona, que empezará a funcionar «en el primer trimestre de 2019».

El Ayuntamiento fabril, en junta de gobierno local celebrada este mes de julio, ha concedido la licencia de obra para que vea la luz una actuación muy demanda en este vecindario. Según fuentes del ejecutivo autonómico, la previsión que se maneja es que los trabajos de acondicionamiento del local puedan arrancar «en el mes de septiembre». Las obras durarán cuatro meses, a lo que hay que añadir otro mes más para la instalación del equipamiento necesario para desarrollar la labor sanitaria.

5.500 vecinos se beneficiarán de la apertura de este nuevo centro de salud.
Ahora, todos tienen que ir hasta el ambulantorio de La Paz.

Las cuentas del Ejecutivo autonómico recogen para este 2018 una partida de 550.000 euros para la puesta en marcha del nuevo centro de salud. Una inversión que inicialmente era de 250.000 euros, pero que gracias a una enmienda del Partido Popular en los presupuestos para este ejercicio ha sido posible incrementarla con otros 300.000, fundamentales para el despegue definitivo del proyecto.

400 metros cuadrados

Este nuevo centro de salud atenderá a alrededor de 5.500 vecinos, aunque la población en la zona de Retuerto es creciente debido a las últimas actuaciones de edificación residencial. Actualmente, se tienen que desplazar hasta el ambulatorio de La Paz, en Cruces. La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, ya había transmitido en varias ocasiones la importancia de hacer realidad este proyecto.

El nuevo equipamiento tendrá dos plantas y se ubicará en unas instalaciones de 400 metros cuadrados que se sitúan en los bajos de un edificio de viviendas de protección local promovidas por la sociedad urbanística de Barakaldo, Eretza. En octubre del año 2014, la entidad llevó a cabo una reducción de su capital social para poder ceder el inmueble al Gobierno vasco. El pasado mes de mayo se formalizó la cesión del local.

 

Fotos

Vídeos