El nuevo restaurante Kai-Alde reabre el miércoles

El local se ha reformado en su totalidad/Diana Martínez
El local se ha reformado en su totalidad / Diana Martínez

La nueva gerencia del emblemático local de Santurtzi ya tiene todos los permisos para echar a andar

AZAHARA GARCÍASANTURTZI

El nuevo restaurante Kai-Alde reabrirá sus puertas este miércoles. Tras casi dos años con la persiana bajada, el emblemático local del centro de Santurtzi, hasta hace poco una referencia gastronómica en la comarca, ya está listo para deleitar al personal con los mejores manjares de la cocina vasca. La nueva gerencia ya dispone de todos los permisos y ha preparado una fiesta de inauguración, que tendrá lugar a las 20.00 horas y estará amenizada por el grupo de trikitixa Triki-Break.

Los anteriores responsables del establecimiento se vieron obligados a abandonar el negocio por motivos económicos, al tiempo que la familia propietaria de la lonja optó por acometer un completo lavado de cara. El local presenta algunos cambios importantes. Quizá, el más llamativo sea la amplitud que tiene la nueva barra. La idea de hacerla así es «explotar más las posibilidades que ofrece tener una buena zona de consumiciones. El antiguo Kai-Alde se centraba más en ser un restaurante, pero nosotros también queremos que la gente venga a tomar algo», explicó hace unos días a este diario Oscar Mollinedo, el nuevo gerente junto a su hermano José Ramón.

Ambos ya están preparados para embarcarse en una nueva aventura gastronómica tras regentar varios negocios en Bizkaia y en Cantabria.

Afrontan el reto de abrir el Kai-Alde Berria, como así se ha rebautizado al restaurante, con mucha ilusión y mucho respeto. Conscientes del peso que ha tenido siempre este restaurante en la cocina vizcaína, admiten que «según va llegando el momento de abrir los nervios van asomando. Sabemos que las expectativas que tiene la gente son muy altas y esperamos estar a la altura».

En cuanto a las metas que quieren alcanzar con este nuevo proyecto, de momento no se marcan ninguna en concreto, «lo que queremos es hacer algo bonito y que le guste a la gente, queremos ser un restaurante que se adapte a todos los bolsillos y que cualquiera pueda venir a disfrutar de nuestra cocina». Eso no implica que no vayan a existir menús más elaborados para las ocasiones especiales. De momento, las recomendaciones del chef son el arroz caldoso y las mollejas fritas, todo elaborado con productos de la tierra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos