Abren la primera funeraria tanatorio de Muskiz en el polígono San Martín

Las instalaciones, con dos salas de velatorio, han recibido esta semana la licencia de actividad y han incorporado a un trabajador del municipio

SERGIO LLAMAS MUSKIZ.

La primera funeraria tanatorio de Muskiz abrió ayer sus puertas en el número 10 del polígono San Martín. Las instalaciones, cuyas obras de acondicionamiento se iniciaron a finales del año pasado, recibieron esta semana la licencia de actividad del Ayuntamiento. «Sanidad ya nos había confirmado que todo estaba perfecto y teníamos el visado de fin de obra del colegio de arquitectos», explicó ayer la dirección de Funeraria Aranguren.

Las nuevas instalaciones de Muskiz disponen de cerca de 500 metros cuadrados repartidos en dos alturas. Además de las oficinas en la planta superior, accesibles mediante un ascensor de nueva construcción, la funeraria dispone de un 'hall' de 50 metros cuadrados, dos salas de velatorio, sala de preparación, almacén, aseos para clientes y otros para los empleados, vestuarios y garaje. «La ubicación nos parecía perfecta porque está en un lugar céntrico, accesible y con aparcamiento suficiente. Creemos que había una demanda muy clara en la zona, ya que Muskiz no tenía funeraria», detallaron los responsables, quienes destacaron el esfuerzo puesto en hacer que las salas resulten cómodas. «Queremos que la gente se siente como en su salita de estar», añadieron.

500
metros cuadrados tiene el nuevo local, que se suma a los que Funeraria Aranguren tiene en Zalla, Balmaseda y Villasana de Mena.

La empresa familiar, que inició su andadura hace 60 años y va ya por la tercera generación, cuenta actualmente con más de una decena de empleados. Con la apertura de la nueva funeraria han incorporado a la plantilla a un nuevo trabajador del propio municipio de Muskiz.

Aunque inicialmente se estudio la posibilidad, el tanatorio no contará con un horno crematorio

Aunque inicialmente los responsables de la funeraria plantearon la posibilidad de habilitar un crematorio, para lo que habían estudiado la disponibilidad de un pabellón anexo, finalmente no incorporará este servicio. «Es uno de los proyectos en los que llevamos tiempo trabajando y que esperamos poder habilitar un día en algún sitio, pero por el momento los ayuntamientos son reacios a dar su visto bueno a pesar de que contemos con los permisos de Sanidad y Medio Ambiente», detallaron en la empresa.

Cuatro locales

Tras el primer traspaso de padres a hijos, en 1995 la funeraria Aranguren inició su nueva trayectoria en un pequeño local de Zalla. Dos años más tarde ampliaron el negocio con una sucursal en Balmaseda y en 2003 abrieron otro establecimiento en el Valle de Mena. Para 2009, cambiaron su local inicial para establecerse en las instalaciones actuales de Zalla, en el polígono Aretxaga, donde disponen de tres salas de velatorio. La de Muskiz es la última incorporación desde entonces. Además de en la oficina, atienden a cualquier hora en el teléfono 94 635 52 14.

Temas

Muskiz

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos