El mayor parque infantil bajo techo abre en Güeñes

El parque tiene unas dimesiones gigantescas y ocupa cinco pabellones industriales./
El parque tiene unas dimesiones gigantescas y ocupa cinco pabellones industriales.

Bizkaia Park Abentura, con 2.800 metros cuadrados, mezcla un txikipark urbano con rocódromos, tirolinas y pasos tibetanos

SERGIO LLAMAS güeñes

Desde hoy, hacer carrera como pirata estará al alcance de los más pequeños en Güeñes. Allí, en el polígono Arangoiti, se inaugura esta tarde el mayor parque de ocio infantil bajo techo de estas características en toda España, Bizkaia Park Abentura, una mezcla de txikipark urbano gigantesco con actividades de escalada. Así, además de hinchables y circuitos con obstáculos, tienen cabida tirolinas con hasta 40 metros de longitud, pasos tibetanos, vías ferratas, rocódromos, puentes de madera, nasas por las que reptar a nueve metros de altura, o un tobogán que desemboca en una piscina de bolas sensorial. Lo más mareante, sin embargo, es su tamaño: 2.800 metros cuadrados de superficie con un aforo para 700 personas.

DATOS ÚTILES

Horarios. Lunes, miércoles y jueves de 17.00 a 20.30 horas (los viernes hasta las 21.00), y sábados y domingos de 11.00 a 21.00.
Tarifas. Van por edades. Entre semana la mañana o la tarde cuestan 3 euros para los menores de 1 a 3 años, 4 euros para los de 4 y 5, y 6 euros para mayores de 6 años. Fines de semana, viernes, festivos y vísperas, son de 4, 5 y 7 euros. Quedarse todo el día cuesta 8, 10 y 14 euros. Hay descuentos para grupos, y los padres entran gratis.

«Los circuitos los han diseñado expertos en escalada», explica Tontxi Aguilera. Él es uno de los ocho socios promotores de Goaxen, la cooperativa que gestiona el parque. Todos ellos pertenecen a Las Encartaciones seis son de Güeñes y los otros dos de Zalla y Gordexola, y por eso han defendido desde el principio que su propuesta formara parte de la comarca. «Queríamos que un proyecto de este tipo estuviera donde vivimos, y pensamos que era un atractivo estupendo para completar a lo que ya tenemos aquí», añade. La idea tomó forma en septiembre del año pasado y en junio arrancaron las obras. Los cinco pabellones industriales que han reconvertido en Bizkaia Park Abentura les han supuesto una inversión de 1,2 millones de euros, y las obras 1,6.

El parque, que solo cierra los martes, abre a tiempo para la temporada navideña. En las instalaciones trabajarán de 14 a 30 personas, dependiendo de la época y los picos de actividad. Entre ellos habrá expertos en escalada, educadores infantiles y dinamizadores con formación en danza y teatro para animar el ambiente y encarnar al caimán Kabi, la mascota del parque. A mantener la fantasía también contribuirá la decoración pirata del lugar, con murales diseñados por Muxote Potolo Bat, y una cuidada escenografía bucanera.

De 1 a 13 años

El parque está diseñado para menores de 1 a 13 años, aunque sus responsables han pensado en los adultos y no descartan incluir un domingo para toda la familia. «Ya nos lo han pedido», reconoce Aguilera, después de que este fin de semana hijos, familiares y conocidos de los responsables del recinto probasen las atracciones.

Lo que funcionará desde el principio será una sala Txiki Txef para impartir talleres de cocina a los más pequeños. El parque cuenta con otros recintos como ludotecas, una zona de meriendas para menores, un aula para actividades extraescolares con capacidad para unas 50 personas, una sala con videoconsolas, baños, vestuarios para el personal, zona para dejar el calzado y una tienda de chucherías con gominolas apiladas en barriles de madera, al más puro estilo pirata. Más de 4.500 personas, incluidos colegios y fiestas de cumpleaños, ya tienen reservada su entrada para los próximos meses.