Portugalete recorta su financiación al plan de empleo en casi 200.000 euros

El equipo de gobierno municipal reconoce su limitación presupuestaria, agravada por el pago de la expropiación de las laderas de Azeta

AIDA M. PEREDAportugalete

Portugalete acaba de sufrir un fuerte tijeretazo. Este año, el Ayuntamiento ha recortado ostensiblemente su aportación al Plan de Empleo Municipal. La iniciativa se queda con un presupuesto de 548.000 euros, de los que solo 17.000 proceden de las arcas locales. El resto, 531.000 euros, los pone Lanbide, el otro impulsor del plan.

El reparto de la inversión es el habitual. Ya el año pasado, el Consistorio que dirige Mikel Torre puso el 30%, mientras que el Servicio Vasco de Empleo costeó el resto, el 70. Lo llamativo en este curso es el descenso del montante global. En 2015, el proyecto tuvo un presupuesto de 715.000 euros (184.000 más que ahora), de los que 214.500 salieron de la hucha portugaluja.

Esta merma económica se produce ante la falta de liquidez del Consistorio, lastrado por los casi 60 millones que debe abonar en concepto de indemnización y pago de las costas judiciales derivados del juicio por la expropiación de las laderas de Azeta. Una operación llevada a cabo para evitar la construcción de bloques de rascacielos, tal y como había sido aprobado en el último pleno franquista.

Tras años de pleitos, la Justicia dio carpetazo a esta operación acordando un pago del Consistorio a Comaga S. A., la empresa propietaria de los terrenos donde en la actualidad se asienta el parque de Azeta. La cantidad estipulada por el juez fue superior a la estimada por el Ayuntamiento e inferior a la demandada por la constructora. Para hacer frente al último abono, el pasado mes de agosto, el Consistorio se vio en la necesidad de solicitar 14 millones de euros repartidos en cuatro préstamos bancarios.

«El presupuesto municipal es el que es. Hay que ajustar y no se puede hacer otra cosa. Esperamos que en otro momento la situación financiera sea mejor y podamos destinar más dinero a este tipo de iniciativas que ayudan a promover el empleo en la localidad», explicó ayer la concejala del área de Promoción Económica y Empleo, Arantza Martínez.

50 desempleados

A causa de esta reducción, el Plan de Empleo de 2016 solo permitirá desarrollar siete programas frente a los dieciséis del pasado ejercicio. En total ofrecerá trabajo a media jornada durante seis meses a 50 desempleados de la villa, 20 menos que en 2015. Como novedad, se contratará a dos especialistas en sistemas de telecomunicaciones e informática para la modernización del equipamiento y el sistema informático municipal. Además, se renovarán los programas de regeneración de espacios urbanos y de mejora de los colegios, que dispondrá de 30 profesionales de oficios; adecuación de fachadas y creación de murales, con seis personas; promoción de la salud y estimulación de personas mayores en los centros sociales, desarrollado por ocho animadores socioculturales; catalogación de fondos documentales y archivo administrativo e histórico, con dos personas; y tramitación de expedientes jurídicos, con un licenciado en Derecho.

Las personas interesadas pueden inscribirse desde hoy hasta el viernes 14 de forma presencial en la oficina de Lanbide o a través de su página web. Será el Servicio Vasco de Empleo quien realizará la selección de los candidatos, que además de cumplir con el perfil profesional correspondiente, deben estar empadronados en Portugalete y pertenecer a alguno de los colectivos prioritarios señalados por Lanbide. Las contrataciones se iniciarán en el mes de noviembre.