El Correo

Los líderes de Eskorbuto no estarán juntos en una misma tumba

Los miembros de la mítica banda en el puerto de Santurtzi.
Los miembros de la mítica banda en el puerto de Santurtzi. / E.C.
  • La familia de Juanma Suárez rechaza unir sus restos mortales y los de Iosu Expósito en el cementerio de Santurtzi

El deseo de los seguidores de Eskorbuto de juntar en un espacio común en el cementerio de Santurtzi los restos mortales de Iosu Expósito y Juanma Suárez, líderes fallecidos de la mítica banda de punk, no podrá hacerse realidad. Tras caducar la concesión del nicho que ocupaba desde su muerte el guitarrista y anunciar el Ayuntamiento su intención de ceder un espacio para sus cenizas, han sido varias las voces que defienden la posibilidad de honrar a sus ídolos en una sepultura o monumento común. Sin embargo, la familia del bajista y cantante de la banda, Juanma Suárez, que murió pocos meses después que su compañero, en octubre de 1992 a la edad de 30 años, descartó ayer la unificación de las dos tumbas que reclaman sus seguidores. Montxo Oubiña, su sobrino, explicó que sus allegados más directos desean cumplir la voluntad de los padres del vocalista, ya fallecidos, de permanecer eternamente junto a él.

Por tanto, en el espacio que instalará el Consistorio en el camposanto de Kabiezes reposarán sólo los restos de Expósito. La concesión de la tumba de Juanma expirará en un año, pero las cenizas se ubicarán junto al enterramiento de sus progenitores. «El deseo de mis abuelos era que los tres descansaran para siempre juntos. Queremos respetar sus voluntades», explicó Oubiña.

Sobrevivir a un hijo es uno de los mayores golpes que puede ofrecer la vida. Los padres de Juanma jamás se repusieron. La familia Suárez agradece el interés de los seguidores del grupo por unirles de nuevo, pero cuando la madre del cantante falleció el pasado mes de enero tuvo claro que su lugar estaría para siempre junto a su vástago. «Cuando Juanma murió, fue un mazazo para ellos. Era joven y no pudieron disfrutar en vida junto a él. Nos ha hecho sentir orgullosos y se agradece el interés de la gente, pero deben estar los tres juntos», añadió.

Recogida de firmas

La exhumación del cadáver de Iosu y la posibilidad de unir de nuevo a los dos fundadores de Eskorbuto ha servido para demostrar que el legado de esta emblemática banda de punk, que encandiló en los 80 a miles de personas en todo el mundo, sigue más vivo que nunca. El colectivo 'Por Josu y Juanma', que recoge desde hace dos años firmas para honrar la memoria de ambos cantantes con una calle, plaza o parque en su localidad natal, lo ha notado especialmente. La campaña, para la que necesitan recopilar unas 4.800 firmas -para que la iniciativa llegue a pleno se necesita el respaldo del 10% de la población de Santurtzi-, ha estado en los últimos meses enquistada por la marcha de varios integrantes de la plataforma. Estos días, sin embargo, la persona que permanece en el colectivo ha recibido numerosas llamadas. La llama se ha vuelto a prender. «Si se suman dos o tres personas más y nos reunimos una vez por semana, para marzo podríamos lograr las 2.000 firmas que nos quedan», aseguró.