Kabiezes reivindica su pasado

La iglesia de la imagen permaneció en pie hasta los 60./
La iglesia de la imagen permaneció en pie hasta los 60.

El barrio santurtziarra recuperará el domingo su memoria histórica con la instalación de nueve paneles de fotografías antiguas y una escultura

SILVIA OSORIOsanturtzi

Al abrigo del Serantes, Kabiezes era a principios del siglo pasado un entorno rural donde sus gentes, aldeanos que se ganaban el pan con su ganado, residían en caseríos blancos y de planta baja rodeados de inmensos prados verdes. Aquella bucólica estampa nada tiene que ver con la actual cara del barrio más populoso de Santurtzi. Amplias calzadas y bloques de hormigón dominan el horizonte de la zona alta de la localidad, pues se levantaron cuando el vecindario se empezó a poblar hacia los años 50 con trabajadores llegados desde otros puntos del pueblo y otros municipios.

Aquella vorágine de nuevos inquilinos hizo crecer al barrio y le sometió a un profundo lavado de cara que, a día de hoy, continúa con el desembarco del metro. Los cambios, sin embargo, llevaron al olvido sus señas de identidad originarias. De hecho, las nuevas generaciones sólo conocen de oídas lugares comunes tan emblemáticos para los más autóctonos como la antigua iglesia o el quiosco de Kabiezes. El anhelo por recuperar su legado llevó al grupo de danzas Mendialde a recopilar fotografías y documentos del pasado que acreditan que este vecindario gozó de una personalidad propia. Ese concienzudo trabajo iniciado hace tres años ha dado sus frutos y el domingo (12.00 h.), en colaboración con el Ayuntamiento, se celebrará la I Jornada de Recuperación de Memoria Histórica de Kabiezes.

Así, las calles más céntricas se convertirán en escenario de una macro-exposición que persigue reivindicar la historia del barrio. «Sus vecinos han vivido un proceso imparable de pérdida de identidad. Transformación sí, pero también raíces y hacer barrio. Hay mucha gente nueva que desconoce lo que esta zona fue décadas atrás, y queremos recordárselo, que se focalice el sentimiento de pertenecer a Kabiezes», señaló ayer el alcalde, Ricardo Ituarte. La parte principal de la iniciativa son los nueve paneles de tres metros de altura que se instalarán para la posteridad junto al mercado. «Era un material en riesgo de olvido y ahora se puede visualizar. Ha sido un trabajo excepcional», elogió el regidor local.

Los 'moñigueros' y el carrejo

Se trata de instantáneas antiguas del siglo pasado en las que aparecen señas de identidad como los 'moñigueros', como se conocía popularmente a los vecinos, precisamente por sus labores con las vacas; el popular carrejo de bolos, una tradición deportiva en la que competían barrios de otras localidades junto a la campa que ahora ocupa el hotel, o el bar de Pili, punto de reunión de los jóvenes que estaba emplazado en la rotonda. También se han recopilado imágenes panorámicas como la Avenida Antonio Alzaga vista desde Portugalete o una estampa con más de un siglo de historia tomada desde Cuetos con el Puente Colgante de fondo. La jornada se completará con el descubrimiento de una escultura de cuatro metros de altura realizada por Andoni Flores, miembro de Mendialde, que homenajea a los dantzaris que han pasado por el grupo.