Piden el mantenimiento del autobús que da servicio a 150 escolares de Santurtzi

Alumnos y profesores protestaron junto al Consistorio. /
Alumnos y profesores protestaron junto al Consistorio.

SILVIA OSORIO santurtzi

Alumnos, padres y personal docente de la escuela pública Emilia Zuza Brun, en Santurtzi, se manifestaron ayer junto al Ayuntamiento para pedir al Gobierno vasco que mantenga la línea de autobús escolar que da servicio a 150 niños de Primaria e Infantil en San Juan, Mamariga y la rotonda de Kabiezes. Educación ha comunicado a la dirección del centro la intención de eliminar para el próximo curso este transporte gratuito, lo que obligaría a los críos a desplazarse desde distancias considerables -1,5 kilómetros- por un camino de difícil accesibilidad.

El colegio está formado por dos edificios separados por 800 metros: el de Infantil, en Kabiezes, y el de Primaria, en las faldas del Serantes. Entre uno y otro existe una pendiente empinada que supone unos 15 minutos a pie. «Creemos que en estos meses de invierno entre el 40 y el 50 % de los alumnos no hubiera venido», señaló ayer Inés Gutiérrez, jefa de estudios del centro.

Según explicó un portavoz del Gobierno vasco, este itinerario se creó para trasladar a un grupo de alumnos que tuvieron que matricularse en este colegio por problemas de espacio en los centros que les correspondían. Para compensar la distancia entre sus casas -residen en el centro- y las instalaciones educativas, un dos kilómetros, Educación adecuó este transporte, una medida de la que después se beneficiaron los alumnos de la parte alta de Santurtzi.

Para el próximo curso 2014/2015, sin embargo, sólo queda un estudiante en esta situación. «Esta ruta se aceptó mientras hubo alumnos que generaban ese derecho y esa necesidad», explicaron desde Lakua. Los responsables del colegio, por su parte, se muestran preocupados y prevén una reducción de matrículas para el próximo año.