Muskiz prepara la transformación de la N-634 para el peatón

Las obras, que arrancarán de inmediato e incluirán dos rotondas, supondrán 1,83 millones y nueve meses de trabajos

SERGIO LLAMAS muskiz

Muskiz no puede evitar que la N-634 pase por su centro, pero sí puede hacer que el peatón sea protagonista de sus calles. Con esa idea, la localidad minera iniciará en las próximas semanas obras de urbanización. Los trabajos servirán para regular el tráfico a través de una gran rotonda bulevar de 29 metros de diámetro, frente a la casa de cultura, y otra más pequeña a la altura de la Ertzaintza. Pero el proyecto será más ambicioso. En total, nueve meses de trabajos y 1,83 millones de euros.

«Como municipio nos interesa que el peatón tenga prioridad, y por eso tratamos de dar a Muskiz un aspecto más amable para que la gente pueda disfrutar, aunque la Diputación mantiene ahí una carretera nacional», recordó el alcalde, Borja Liaño. Las obras abarcarán un tramo de más de 400 metros lineales entre la casa de cultura y la iglesia de San Juan y ampliarán hasta en un metro la anchura de las aceras.

En general, los trabajos supondrán una mejora de la urbanización, el mobiliario urbano y la jardinería, por un importe inferior al millón de euros. El resto se irá a potenciar las infraestructuras que no se ven, pero que son vitales para el municipio como el saneamiento, redes de alumbrado público, agua potable, eléctricas y de gas, o las líneas telefónicas. El proyecto también contempla una nueva zona de paseo a través de un tramo de bidegorri.

Más de cien empleos

Las obras durarán todo el año y obligarán a realizar cortes puntuales de algún carril. Además, su ejecución supondrá una oportunidad laboral para los vecinos, ya que se ha acordado con la adjudicataria que al menos contrate a diez desempleados de la localidad. No serán los únicos puestos que el Consistorio promoverán en 2014. El plan de empleo municipal, en el que invertirá un millón, y diversas obras en los barrios, generarán más de un centenar de trabajos temporales.