Vecinos del Gobela denuncian un nuevo vertido de aguas fecales en Neguri

Punto en el que los vecinos aseguran que se ha producido el último vertido, en las inmediaciones de la ikastola Gobela. / E. C.
Punto en el que los vecinos aseguran que se ha producido el último vertido, en las inmediaciones de la ikastola Gobela. / E. C.

Aseguran que las de fugas provienen de la «red de saneamiento público» y se repiten «con demasiada asiduidad» en un mismo punto

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Otro nuevo episodio de contaminación registrado en el río ha desatado la alarma entre los padres de la ikastola Gobela, los vecinos de Neguri y la asociación de afectados de la cuenca. Reclaman que estos episodios acaben de una vez en un punto en el que se producen «con demasiada asiduidad». Se refieren a la margen izquierda tras el puente de Jolaseta, frente al centro escolar citado.

La última alarma saltó el pasado 21 de diciembre. Un padre que se dirigió a la ikastola Gobela notó un olor nauseabundo procedente del cauce. El agua presentaba un llamativo color negro y emanaba un mal olor, a causa presuntamente de los vertidos procedentes de una tubería que desemboca en ese punto.

Este mismo hombre alertó «del fuerte olor a fecales y se mostraba preocupado por tratarse de un punto que se encuentra a escasos metros del patio y de la cocina del centro». Según denuncian desde la agrupación de damnificados por las inundaciones, la preocupación por el vecindario de Neguri se extiende. «¡Qué horror! Y se repite en el mismo sitio una y otra vez», lanzó una mujer por Twitter al conocer lo sucedido a través de esta red social.

«Lo peor es que el vertido procede de una red pública que recogerá escorrentías y saneamiento público. De ahí el olor a fecales», denuncian desde la asociación. Por eso, este nuevo capítulo «resulta más grave por ser reiterativo y proveniente de la red pública». El colectivo de damnificados ha puesto en conocimiento de la Agencia Vasca del Agua (URA) este tipo de sucesos «desde hace años, sin que se haya intervenido hasta ahora para aclarar el asunto».

Se quejan los afectados porque «desgraciadamente procede del mismo punto de siempre, denunciado más veces. Lo antes ocasional ya es ahora habitual». A eso añaden su «insistencia en acabar de una vez con estas agresiones al medio ambiente y, en particular, a nuestro río Gobela por el que se ha invertido mucho». Con esa afirmación, se refieren a las millonarias inversiones realizadas por URA para reducir el riesgo de inundaciones en el municipio getxotarra y por crear un corredor verde paralelo al cauce desde Neguri Langile. Aquel proyecto de acondicionamiento hidráulico también lo era de recuperación ambiental.