Los vecinos decidirán si se mejora la plaza de La Estación en Las Arenas

La plaza de La Estación de Las Arenas. /PEDRO URRESTI
La plaza de La Estación de Las Arenas. / PEDRO URRESTI

Este es uno de los ocho proyectos finalistas en una nueva edición de los presupuestos participativos de Getxo

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Acondicionar la plaza de La Estación de Las Arenas -con un coste de 600.000 euros- es una de las propuestas vecinales que han sido escogidas dentro de los proyectos finalistas de los presupuestos participativos de Getxo para realizar a lo largo del próximo año. Durante esta última convocatoria se han recibido 1.021 aportaciones. Finalmente los técnicos, por su interés y viabilidad técnica, han reducido a ocho las propuestas a las que los getxotarras podrán votar entre el 22 de marzo y el 4 de abril. Deberán puntuar de mayor a menor las ocho propuestas. El Ayuntamiento invertirá hasta un máximo de un millón de euros en su ejecución.

Junto a la actuación en la plaza de Las Arenas han entrado en esta última fase la mejora de la explanada del Puerto Viejo con espacios de uso deportivo, la instalación de aparcabicis en distintas zonas de Algorta, iluminar el exterior del molino de Aixerrota o acondicionar el acceso subterráneo a la plaza de la estación de Algorta. También poner en marcha un proyecto piloto para habilitar un jardín vertical en un edificio municipal, instalar más señales informativas y cubrir un parque infantil.

No es la primera vez que el proyecto para actuar en la plaza de la Estación de Las Arenas, conocida popularmente también como del Ajedrez, llega a esta fase final de los presupuestos participativos. Lo estuvo el pasado año. Entonces mejorar los parques y jardines del municipio, abrir nuevos baños públicos y construir un ascensor que salve el desnivel entre la estación de Aiboa y el entorno del Sagrado Corazón fueron las propuestas más votadas.

La urbanización realizada en esta céntrica explanada hace años, con Iñaki Zarraoa de alcalde, generó una gran polémica por el gris predominante en una urbanización sin áreas ajardinadas. La fuente instalada mojaba el suelo y provocaba caídas. A esto se ha sumado durante estos años la instalación de la carpa gigante por parte del Aula de Cultura, lo que ha dejado casi espacio de disfrute esta zona.

Pese al malestar de los residentes de la zona, la remodelación de esta explanada se ha postergado muchas veces. Se ha convertido en una patata caliente y ninguno de los anuncios de remodelación realizados se ha llegado a hacer realidad jamás.