Las terrazas de Gorliz deberán marcar su «huella» en el suelo

El Ayuntamiento modifica la ordenanza, que también obligará a dejar espacio libre entre veladores para que los peatones puedan pasar

Eva Molano
EVA MOLANO

El Ayuntamiento de Gorliz ha decidido por unanimidad poner más orden en las terrazas que jalonan la localidad. En el pleno que la Corporación celebró el pasado lunes, los concejales dieron luz verde a modificar la ordenanza reguladora - ya se introdujeron más cambios hace justo dos años, a finales de 2016- para facilitar la convivencia entre estos lugares de esparcimiento, las personas con movilidad reducida o que portan carritos de bebé y otros peatones.

Así, por un lado, las terrazas deberán marcar la huella de mesas, sillas y otros elementos en el suelo, para evitar la ocupación «extra» de espacio no autorizado por el Ayuntamiento y que «las aceras sean para todos». Por otro lado, las que estén juntas deberán guardar una distancia mínima de cuatro metros unas con otras, para tratar de evitae algunos problemas que ya se producen en la localidad. Además, el Consistorio pasará a autorizar las terrazas con otra fórmula: en lugar de dar permiso para cinco mesas y veinte sillas, por ejemplo, se dará licencia para ocupar un número determinado de metros cuadrados de espacio público, en los que el hostelero podrá instalar el mobiliario que considere.

El Ayuntamiento también recibió en su última sesión plenaria a María Rosario García Izquierdo, que será la nueva concejala del Grupo Independiente tras la renuncia de Luis Manuel Lorenzo. «Que esta andadura sea satisfactoria», deseó la alcaldesa, Arantza Etxebarria, a la nueva concejala. La Corporación también dio luz verde a la modificación de las tasas e impuestos municipales para el año que viene. La mayor parte de los precios no subirán. Los concejales abordarán en otra sesión la modificación de la OTA. Grupos como EH Bildu no están de acuerdo con el horario y los grupos debatirán reducirlo y que sea el mismo en todas las zonas de la localidad.