Sopela incrementa en un 50% la partida prevista para los presupuestos participativos

El Ayuntamiento ha reservado 150.000 euros para financiar las iniciativas vecinales. El plazo para presentarlas expira el 19 de julio

TERRY BASTERRA SOPELA.

Los presupuestos participativos parece que han llegado a Sopela para quedarse. Tras la buena experiencia del pasado año el gobierno local repite iniciativa y la dota de más presupuesto. Pasa de contar con 100.000 euros a disponer de 150.000, lo que se traduce en un incremento del 50%. Aún así supone aún una parte mínima de las cuentas municipales, que para este 2018 ascienden a 16,3 millones. Los vecinos mayores de 16 años disponen hasta el 19 de julio para registrar sus iniciativas por medio de diferentes canales. Las pueden hacer llegar rellenando los formularios y entregándolos en las oficinas de atención ciudadana, a través de la web municipal o vía correo electrónico al mail de participación del Consistorio.

Las propuestas vecinales no deberán superar cada una los 40.000 euros de coste de ejecución y tendrán que ser económica y técnicamente viables, además de financieramente sostenibles. El Ayuntamiento seleccionará ocho propuestas y las someterá a votación de la ciudadanía a través de los mismos canales de participación. Para el alcalde Gontzal Hermosilla el de los presupuestos participativos es «un proceso que ha llegado a Sopela para quedarse», con el fin de «construir entre todos un municipio mejor».

Durante la primera edición de esta recogida de proyectos vecinales se registraron 185 aportaciones. De ellas el 87% estaban enfocadas a realizar mejoras en la escuela Zipiriñe, un centro educativo que se ha quedado pequeño para acoger a todos los alumnos que estudian en él y cuya ampliación es reclamada de forma insistente por las familias.

A Zipiriñe se destinaron 34.000 euros de los pasados presupuestos participativos. Otros 30.000 euros se reservaron para reformar la cubierta de la plaza Jauregizar, 20.000 se fijaron para la instalación de badenes para aumentar la seguridad vial en Gatzarriñe y 16.000 para renovar los parques infantiles. DB-TU asegura que, salvo la de Ziripiriñe, «ninguna» del resto de actuaciones previstas se ha llegado a ejecutar. También critica esta formación que no se haya avisado con más tiempo a la ciudadanía de la convocatoria de unos nuevos presupuestos participativos y de la apertura del plazo para la presentación de proyectos.

Temas

Sopela