LA CLAVE

Fin a siete meses de huelga en los polideportivos de Erandio

Dos usuarios en el polideportivo de Erandio. / BORJA AGUDO
Dos usuarios en el polideportivo de Erandio. / BORJA AGUDO

Los usuarios podrán volver a hacer uso de servicios como el de la piscina o acudir a los cursillos tras cerca de 200 días de paro laboral

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

Punto final. Los trabajadores de la empresa Bisport, adjudicataria de la gestión de los polideportivos municipales de Erandio, retornarán a sus puestos de trabajo mañana, después de casi siete meses de huelga en demanda de mejoras de sus condiciones laborales y salariales. Finalmente ambas partes han cerrado un acuerdo, cuyas condiciones no han trascendido, para acabar con un conflicto laboral que tenía como rehenes a 3.000 abonados -más de un 20% se dieron de baja en estos casi 200 días de huelga-, y clubes deportivos del municipio.

Si bien las instalaciones siempre han permanecido abiertas durante este tiempo, no se han podido ofrecer servicios como las piscinas, por carencia de socorristas, o cursillos deportivos destinados a personas de todas las edades que ahora retornarán a la normalidad.

El gerente de la empresa adjudicataria, Jon Loizaga, agradeció en primer lugar a la plantilla «el esfuerzo realizado para llegar a este acuerdo». En este sentido se mostró «muy satisfecho por poder poner punto y final a esta situación», de cara a «volver a ofrecer el mejor servicio posible a los vecinos de Erandio». Por su parte, la representación sindical de los trabajadores declinó realizar cualquier comentario a este periódico.

El subdelegado de Deportes del partido socialista, Josean Pérez, también agradeció el «esfuerzo de ambas partes, empresa y trabajadores, por cerrar un acuerdo que se estaba dilatando en el tiempo». Un agradecimiento que extendió al «personal del Área de Deportes su esfuerzo por tener informado a las y los usuarios lo mejor posible a pesar de las dificultades».

Pérez realizó un llamamiento a los abonados para que en los próximos días «todo regrese a la normalidad, las actividades recuperen el máximo rendimiento y vuelvan a creer en las posibilidades de nuestras instalaciones». El representante municipal, también defendió la postura desempeñada por el Ayuntamiento «manteniendo siempre una línea de contactos y reuniones con ambas partes». Incluso el Gobierno vasco se interesó en la solución de este conflicto laboral. Lo hizo con la figura de un mediador dependiente de la Administración regional y que trató de acercar posturas entre empresa y empleados.

En este punto, destacó ayer que «siempre se ha buscado que los acuerdos sean desde la legalidad que la Administración siempre debe hacer cumplir». Finalmente, apuntó que desde el Área de Deportes «en ningún momento ha hecho dejadez de sus funciones y no ha habido ni un segundo en el que no se haya trabajado para solucionar esta situación lo antes posible».

 

Fotos

Vídeos