Un hombre denuncia la agresión de seis individuos cuando ayudaba a dos chicas que se sentían acosadas en Plentzia

Zona de Plentzia donde las chicas pidieron ayuda al joven./Google Maps
Zona de Plentzia donde las chicas pidieron ayuda al joven. / Google Maps

Según el relato de la víctima, los atacantes le dieron «una paliza» que le dejó inconsciente, con «dos costillas rotas, cinco puntos en la cara y muchas contusiones»

HELENA RODRÍGUEZ

Josu M., vecino de Urduliz, se recupera de las heridas sufridas la madrugada del domingo cuando trataba de ayudar a dos chicas que le pidieron ayuda al sentirse acosadas por un grupo de hombres. Según el relato de la víctima, los atacantes -seis en total y «marroquíes»- le dieron «una paliza» que le dejó inconsciente, con «dos costillas rotas, cinco puntos en la cara y muchas contusiones».

Los hechos se produjeron alrededor de las siete de la mañana del domingo, en el marco de las fiestas de San Antolín, de Plentzia. «Había terminado el turno en la txosna del club de fútbol en el que juega mi hijo y cuando estaba en la zona del Hotel Palas, se me acercaron dos chicas de unos 20 años. Estaban muy nerviosas y me pidieron ayuda porque las seguían varios hombres», cuenta Josu M. Al aparecer los presuntos perseguidores «les dije que era el hermano de una de las mujeres y que las dejaran en paz. Entonces aparecieron cuatro más y empezaron a golpearme. Cuando me desperté estaba en la ambulancia camino del Hospital de Urduliz», aseguró la víctima a EL CORREO.

El hombre, que este lunes por la tarde iba a formalizar la denuncia ante las autoridades, recuerda que además de las patadas y puñetazos sintió «como un pinchazo en la cara». «Es un corte profundo bajo el ojo y me han tenido que dar 5 puntos. No sé si me lo hicieron con un cúter o con una navaja, pero es limpio», detalla Josu M.

Comunicado del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Plentzia ha manifestado «su total y firme rechazo ante esta y cualquier otra manifestación de violencia». En el comunicado el consistorio insiste en su «su compromiso por seguir trabajando para lograr unas fiestas con cero agresiones».