El parking del aeropuerto vuelve a la normalidad tras rozar el colapso por la mañana

Los trabajadores de 'La Paloma' se han encargado de desviar los vehículos al aparcamiento de larga estancia./ PEDRO URRESTI
Los trabajadores de 'La Paloma' se han encargado de desviar los vehículos al aparcamiento de larga estancia. / PEDRO URRESTI

Los coches sin reserva previa se han derivado al aparcamiento de larga estancia desde las 8 hasta las 14, pero no ha habido que activar el plan de contingencia

JOSU GARCÍA / XABIER GARMENDIA
JOSU GARCÍA / XABIER GARMENDIA

El aparcamiento del aeropuerto de Bilbao ha vivido este miércoles una nueva jornada de molestias. El acceso al parking principal (P1), justo enfrente de la terminal, ha estado restringido desde las 8 hasta las 14 horas tras haber agotado sus plazas, Los coches que trataban de entrar en él durante ese periodo de tiempo eran redirigidos a la zona de larga estancia (P2) salvo que tuvieran reserva previa, fueran usuarios con movilidad reducida o su avión estuviera a punto de partir. «Hay un mínimo colchón para casos puntuales de urgencia», precisaba un empleado encargado de desviar a los vehículos en la entrada del parking.

La causa de tal volumen de coches ha podido ser, según fuentes de Aena, la confluencia de vuelos de carácter vacacional y de negocios, ya que mediados de septiembre es una etapa de transición entre ambos modelos. Además, los miércoles son los días más críticos en el aeródromo vizcaíno, ya que se registra un gran número de operaciones. En concreto, está previsto que hoy despeguen o aterricen 158 aviones cuando la media en lo que llevamos de año es de 136. En total, eso se traduce en alrededor de 24.000 asientos ofertados. Los empleados del aparcamiento indican que, dada la afluencia que ya se registró ayer martes, «esto se veía venir».

La restricción en el acceso al P1 ha afectado a un buen número de pasajeros, que se han visto obligados a estacionar en el P2, a unos cinco minutos a pie de la zona de salidas. La mayoría de ellos se han mostrado comprensivos ante la circunstancia, aunque alguno, por el contrario, observaba una falta de previsión por parte de la dirección de 'La Paloma'. «Encima de que tienes que venir con tiempo para evitarte problemas, te mandan al quinto pino. A ver si aprenden de una vez», comentaba un ejecutivo que caminaba apurado hacia la terminal. Otros usuarios acudían a los aparcamientos privados que hay alrededor del aeródromo, que hoy registraban más actividad. «Se nota que está habiendo problemas porque nos está viniendo mucha más gente de lo normal», explicaba Julen Lluvia, encargado de Flypark.

Sin necesidad de activar el plan de contingencia

En cualquier caso, no se han registrado largas colas en los accesos ni se prevé que las dificultades vayan a ir a más a lo largo del día, ya que la situación se ha normalizado. Por tanto, es poco probable que las circunstancias obliguen a activar el plan de contingencia. En ese caso, se habilitaría la azotea del P1 para dar cabida a más de un centenar de vehículos y se dispondría de un par de isletas y paradas de autobús para que se puedan estacionar los coches restantes.

No se trata de la primera ocasión en la que el aparcamiento de Loiu llega a tal punto. La primera vez que los aparcamientos de Loiu no dieron abasto fue el pasado abril, cuando se apuntó como causa a las vacaciones escolares que disfrutaban estudiantes franceses procedentes del País Vasco francés. Fue justo entonces cuando Aena anunció la inmediata puesta en marcha de una ampliación para ganar casi 1.000 nuevas parcelas. El próximo verano estará lista la primera fase del plan, con unas 500 plazas. Hay que tener en cuenta que la terminal tiene previsto superar este año los 5 millones de pasajeros y acercarse a los 5,6 que Aena marca como su límite.

Las pocas plazas libres que quedan en el P1 se reservan para casos de urgencia.
Las pocas plazas libres que quedan en el P1 se reservan para casos de urgencia. / X. G.
 

Fotos

Vídeos